El Ayuntamiento de Burgos se queda fuera de un rankin de transparencia con más de 160 administraciones

La Junta de Castilla y León se coloca séptima en la lista

Exteriores Ayuntamiento Burgos (Octubre 2021)

La Fundación Cotec ha elaborado un ranking que incluye a los 163 mejores portales de transparencia de España con datos abiertos reutilizables, entre los que, evidentemente, no se encuentra el del Ayuntamiento de Burgos.

No puede existir en nuestra ciudad nadie que piense que el área de transparencia de la web municipal es útil. El informe, ni tan si quiera lo contempla a diferencia de lo que sí que ocurre con otras administraciones de nuestra Comunidad, como es el caso del portal de la Junta de Castilla y León. Y es que, el portal regional se coloca en el séptimo puesto del ránking, a años luz de donde quiera que esté el de Burgos.

De hecho, el Consejero de la Presidencia, Luis Miguel González Gago se ha congratulado por esta mención, y ha señalado que “el Portal de Datos Abiertos de la Junta de Castilla y León es uno de los mejores ejemplos de la colaboración entre la Administración autonómica y los ciudadanos. Una colaboración que cada vez da mayores frutos, y que seguiremos potenciando mediante propuestas de presentación cada vez más claras y mecanismos de reutilización más accesibles”.

Con respecto al resto de Ayuntamientos de la Región, también se cuela en el listado el Ayuntamiento de Salamanca, que ocupa el puesto 32 (o 31 si consideramos que en el ránking, se repite 2 veces el portal de transparencia de la Junta).

El propio título del informe, «la reutilización de datos abiertos» expulsa al Ayuntamiento de Burgos de aparecer en ningún ránking, puesto que la información de la página web municipal no es reutilizable, en contra de lo que señala la propia Ley de Transparencia. Una realidad de la que también adolece la Diputación Provincial de Burgos.

El Ayuntamiento de Burgos se niega a mostrar mediante datos reutilizables información que ya incorpora, como los aforos de las piscinas, las incidencias en el tráfico o las líneas de autobús en tiempo real.

Además, prefiere no actualizar, semanal o mensualmente otros datos que ya recopila, como los propios de la memoria de la Policía Local o los Bomberos, tales como accidentes, detenciones, controles y demás; tarda al menos 3 meses en actualizar la lista de contratos menores, algo a lo que está obligado por Ley; o las retribuciones de concejales y altos cargos, que también es una obligación legal.

Por supuesto, el área que dirige Carolina Álvarez se conforma con ir a lo mínimo. Así, por ejemplo, el área de transparencia no publica todos los contratos menores porque, según los técnicos, lo único a lo que les obliga la Ley es a poner una lista de contratos. En la misma línea, el Ayuntamiento de Burgos se niega a publicar todo aquello a lo que no esté estrictamente obligado por Ley, y en estos casos, lo hace a regañadientes y tarde.

El informe realizado por la Fundación Cotec tiene, entre sus objetivos, la intención de mostrar una foto fija del estado de la transparencia real, al tiempo que indentifica las directrices que deben regirla. Aporta, además, recomendaciones para quienes quieran mejorar, en la idea de ayudar a fomentar el uso de datos y, en consecuencia, la generación de negocio.

El informe recoge también un dato muy interesante para aquellas administraciones que creen en la transparencia, como parte de un servicio al ciudadano. Y es que, han destacado los usos más comunes de ciudadanos y empresas a la hora de utilizar los datos, es decir, para qué se usan los datos abiertos reutilizables. Desde creación de aplicaciones y cuadros de mandos hasta periodismo y seguridad, los usos son de lo más variados.

Cabe destacar que toda la información que obra en una administración pública, generada en todo o en parte por ésta, no es de los políticos o de los funcionarios sino del conjunto de los ciudadanos.

OTRAS NOTICIAS