ARCHIVADO EN

El Ayuntamiento de Burgos publica su plan para que los funcionarios recuperen las horas no trabajadas

Plaza Mayor_Ayuntamiento de Burgos_opt

Las horas extra trabajadas por los empleados municipales en 2020 servirán para compensar las horas no trabajadas pero cobradas durante el estado de alarma. Esta es una de las medidas que ha aprobado, mediante decreto, el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, como parte del plan para que aquellos trabajadores que no pudieron trabajar entre el 30 de marzo y el 9 de abril, dentro del Decreto-Ley sobre el famoso permiso retribuido.

Fueron varios los empleados municipales a los que se optó por dejar en casa durante esa semana, quedando obligados los ayuntamientos y empresas a que sus empleados recuperasen esas horas antes de final de año.

Esto no pudo ser posible y ahora el alcalde ha publicado una serie de opciones en función del informe que el Servicio de Personal trasladó el pasado 21 de diciembre.

Así, por un lado, se descontará lo que se deba de cualquier hora o servicio extra así como las horas que los empleados hayan invertido en cursos de formación.

Otra opción es restarles los días de asuntos propios cuyo disfrute se había pasado a 2021, en función de cada área.

El Ayuntamiento de Burgos también plantea aumentar horas al inicio y final de la jornada hasta recuperar las jornadas adeudadas.

Y solo de forma excepcional, plantean la posibilidad de cursos de formación para cumplir el cupo de lo que se debe.

Claro, todo esto es solo un plan que depende de que el Gobierno central permita, legalmente, que las horas no trabajadas se recuperen en 2021, porque cabe insistir en que, legalmente, había que recuperarlas antes del 31 de diciembre de 2020.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS