El actual funcionamiento del Hangar puede obligar al Ayuntamiento a devolver más de 700.000 euros

El Ayuntamiento de Burgos ha incumplido sistemáticamente los convenios firmados con la Junta de Castilla y León y el Instituto de la Juventud del Ministerio de Trabajo, el Injuve, en relación con el Centro de Creación Musical, el Hangar. Con respecto al convenio firmado con la Junta de Castilla y León, en su cláusula segunda, se subraya que la finalidad no es otra que la de atender las exigencias propias de la convivencia y desarrollo de actividades de promoción sociocultural y artística de los jóvenes. En ningún lugar figura como finalidad la dispensa de alcohol, la celebración de cotillones de navidad, o la actividad propia de una Sala de Fiestas. La cláusula tercera limita su uso y define que «para ser beneficiario del uso y disfrute de lo señalado en la cláusula anterior se requerirá ser menor de 35 años y tener residencia en Castilla y León». El convenio concreta mucho más la actividades para no dejar lugar a dudas. La cláusula cuarta dice así: En esta instalación de acuerdo con los objetivos del mismo señalados en las cláusulas primera y segunda, se desarrollarán: a) Actividades conjuntas de las instituciones firmantes del presente Convenio. b) Actividades a realizar por el Ayuntamiento. c) Actividades a desarrollar por el Instituto de la Juventud de Castilla y León: Grabaciones, conciertos, cursos o cualquier otra programación relacionada con el mundo de la música, danza o artes escénicas. d) Actividades de asociaciones juveniles y otros colectivos. En esta cláusula se detallan las únicas actividades que pueden realizarse y quién puede promoverlas. Nada pone al respecto de conciertos de grupos convencionales, desarrollo de una actividad de hostelería dentro del Hangar, celebraciones de fin de año, ni nada por el estilo. El Ayuntamiento de Burgos se comprometía, a través del presente convenio, a «mantener el destino de la inversión durante diez años» y «a hacer constar en escritura pública el importe de la subvención concedida y el tiempo que tiene que estar destinado al fin concreto para el que se concedió la subvención. Con respecto al convenio con el INJUVE, también el texto señala específicamente las actuaciones a desarrollar, reduce la edad de uso a menores de 30 años y concreta la creación de una comisión de seguimiento de la que, por cierto, nada se sabe. Dicha comisión debe controlar las actividades que den respaldo al convenio firmado. Según el acuerdo, la comisión estará integrada por dos representantes de cada una de las partes firmantes, contando con un funcionario municipal que actuará como secretario. Esta comisión debiera haberse reunido ya, al menos, 5 veces, una al año, para interpretar la ejecución de este convenio, analizar las actuaciones que se están llevando a cabo en el denominado «Espacio para la Creación Jóven» o proponer nuevos acuerdos o medidas a ejecutar, anexos al presente convenio. A todas luces, el Ayuntamiento de Burgos ha incumplido el convenio con el INJUVE, por lo que, tal y como señala el mismo, en caso de incumplimiento, debería reintegrar a éste las cantidades proporcionales que correspondan a las actividades pendientes a realizar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here