Méndez Pozo se antepone a los enfermos de cáncer

Exteriores Asociacion Española Contra Cancer AECC

Este sábado se conmemora el Día Internacional del Cáncer Infantil y en una jornada como esta, en la que las administraciones sacarán pecho del trabajo realizado en la materia, conviene explicar que el Ayuntamiento de Burgos pone trabas a la labor que se hace para paliar o tratar de combatir esta enfermedad.

La Junta Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) lleva años reivindicando al Consistorio capitalino un local para poder desarrollar con mayor aforo y espacio sus talleres de prevención o respaldo a los enfermos de cáncer y sociedad en general, sin que el Ayuntamiento haya atendido su petición.

Lo curioso del caso es que la solicitud no es algo extraordinario, ya que la mayor parte de las asociaciones de la ciudad poseen un local municipal cedido para el desarrollo de sus actividades.

Hay que recordar que la Junta Provincial de la Asociación Española Contra el Cáncer compró al propio Ayuntamiento, a precio de mercado, el local donde mantiene su sede, en la calle Asunción de Nuestra Señora, un inmueble que, debido a los vicios ocultos, obligó a la asociación a realizar un desembolso mucho mayor al previsto inicialmente.

Tras adaptarlo a sus necesidades y ante la cantidad de socios y personas a las que presta servicio, el local pronto se quedó pequeño para poder satisfacer dichas necesidades y ahí comenzaron las reivindicaciones al Ayuntamiento.

La Asociación del Cáncer solicitó al Consistorio la cesión del local anexo al suyo. Un inmueble vacío, de propiedad municipal y que, más allá de algún uso puntual, en los últimos años se ha destinado al almacenamiento. La AECC considera que esta es la mejor ubicación dada la proximidad a sus instalaciones y al modelo centralizado que persigue y que le funciona.

ENTRA EN ESCENA MÉNDEZ POZO

El cambio de la corporación municipal dio a la asociación esperanzas en lograr su propósito, sin embargo, todo se ha visto truncado al entrar en escena el ex presidiario Michel Méndez Pozo.

El Centro de Recepción de Visitantes (Citur) de la calle Nuño Rasura, perpendicular a la calle Asunción de Nuestra Señora, no parece ser suficiente para satisfacer las pretensiones de atención al turista del octavo centenario de la Catedral de Burgos en 2021 y se quiere el local que demanda la Asociación Contra el Cáncer para reforzar o dar atención a las celebraciones de esta efeméride.

Lo que sin duda será un uso temporal, el año 2021 y a lo sumo parte del 2022, paraliza por lo tanto cualquier opción de cesión a la Asociación Española Contra el Cáncer y hace que esta dotación municipal siga infrautilizada.

Así las cosas, no estaría de más una reflexión al respecto por parte del equipo de Gobierno local que preside el socialista Daniel de la Rosa y ponga en una balanza si, en esta ocasión también, es necesario anteponer los intereses de una celebración puntual (por muy importante que sea), a las de todos los enfermos de cáncer, familiares y gente que busca ayuda o asesoramiento en una entidad social de reconocido prestigio internacional.

loading...