El Ayuntamiento da un plazo de 3 meses a Mifer para su derribo, mientras surge un comprador

Fábrica Mifer en Burgos

El Ayuntamiento de Burgos ha valorado el conste de demoler, en condiciones de seguridad, la antigua fábrica de Mifer y dejar el solar en condiciones óptimas en algo más de 308.000 euros.

A partir de aquí, según ha avanzado el concejal de licencias, Julio Rodríguez Vigil, se le da un plazo de 3 meses a la empresa propietaria para que acometa la obra. De lo contrario, será el Ayuntamiento quien se haga cargo de manera subsidiaria, es decir, hará la obra pero le pasará la factura al propietario.

Pero, además, se le comenzarán a interponer las multas pertinentes, llegando la primera de ellas a los 30.800 euros, un 10% del importe total de la obra.

Aunque hay un rayo de luz para que la situación no llegue a ponerse del todo fea. El Ayuntamiento de Burgos conoce la intención de otra empresa, Inversiones y Nuevas Tendencias de Burgos S.L. de hacerse con la fábrica para construir una promoción de viviendas. Si se formaliza la compra, por la que la empresa ha ofrecido 300.000 euros, el nuevo propietario se haría cargo de la obra de derribo anteriormente mencionada, así como de los plazos dados por el Ayuntamiento de Burgos.