El Ayuntamiento da por concluida la primera parte de las obras del Mercado provisional

El Ayuntamiento de Burgos ha dado definitivamente por finalizado la construcción del Mercado Norte provisional, donde 26 comerciantes comenzarán a desarrollar sus actividades a partir de enero del próximo año.

La alcaldesa de Burgos, Cristina Ayala, ha realizado una visita a las instalaciones, donde se acometieron unos cambios de última hora debido a la ubicación de determinados puestos de venta. Ayala ha señalado que, en este momento, los comerciantes que tenían contrato en vigor en el anterior Mercado están comunicando los puestos que querrían ocupar en el provisional, donde tienen de plazo hasta el próximo 6 de octubre, para posteriormente realizar un sorteo que decida en qué puesto se instala cada uno.

Desde el Consistorio, estiman que será a partir del mes de enero o incluso febrero cuando los comerciantes sean trasladados directamente al Mercado provisional y se proceda a la demolición del antiguo Mercado Norte. En este sentido, Ayala afirma que, paralelamente a la incorporación de los trabajadores, están avanzando en las negociaciones para ver cómo llevar a cabo su derrumbe.

En cuanto a las obras que se desarrollarán en cada puesto del Mercado provisional, es decir, un total de 26, el concejal de Urbanismo, Juan Manuel Manso, ha indicado que las quieren realizar de manera «correcta y coordinada». Al tratarse de una infraestructura pública, estos puestos carecen aún de la adecuación precisa y necesitarán instalar cámaras frigoríficas o adquirir más equipamiento según el producto que vendan.

La alcaldesa también ha explicado que el Equipo de Gobierno sigue recibiendo visitas de diferentes operarios para estudiar el modelo del Mercado Norte definitivo y confía que durante lo que resta de año lo terminen de decidir.

En lo referente al Mercado provisional, contará con los 26 puestos mencionados, una cafetería y una floristería. La primera estará situada a la derecha según se accede por la puerta principal y la segunda estará a la izquierda. Por otro lado, la zona de carga y descarga y la de despiece se emplazarán al fondo, contiguas a la calle que comunica la Plaza España con la Avenida del Cid. Aquí también se situarán los aseos.

En su visita, Ayala y algunos concejales han comentado la posibilidad de que el suelo sea un tanto resbaladizo cuando se descarguen las mercancías y los productos y alimentos congelados.

Cabe recordar que esta obra ha tenido un coste de casi un millón de euros para el Ayuntamiento y que la previsión es que los comerciantes desempeñen su trabajo aquí durante al menos dos años, hasta que se finalice la construcción del Mercado Norte definitivo.

OTRAS NOTICIAS