El Ayuntamiento apura, contrarreloj, la instalación de contenedores soterrados para no perder fondos

El Ayuntamiento de Burgos ha adjudicado a Herrero Temiño el contrato para la sustitución de los contenedores soterrados de las zonas peatonales de la ciudad.

Un contrato que tendrá un importe de 1.200.000 euros en números redondos y que ha sido adjudicado un 10% más barato que el precio máximo fijado por el Ayuntamiento.

La peculiaridad de esta obra radica en el tiempo existente para tenerla finalizada. Y es que, esta actuación cuenta con financiación de Fondos Europeos que exigen que los contenedores estén instalados antes del 31 de diciembre de 2024.

En principio, la obra tiene un plazo de ejecución de 6 meses, por lo que aún se cuenta con casi 2 meses de margen. Esto en cualquier empresa privada sería tiempo más que suficiente pero la administración pública y su medición del tiempo es diferente. La portavoz del Equipo de Gobierno, Andrea Ballesteros, confía en que los trabajos puedan empezar cuanto antes, para poder llegar en plazo.

De hecho, esta obra se va a coodinar entre las áreas de Urbanismo y Medio Ambiente, para tratar de agilizar al máximo los trámites y plazos.

Del 1.200.000 euros que costará la actuación, los fondos procedente de Europa que se perderían de no llegar a tiempo, rondan los 400.000 euros.

OTRAS NOTICIAS