El aviso por fuertes vientos se amplía hasta el lunes

Viento, gente andando, paraguas, mal tiempo_opt

La Agencia de Protección Civil de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente mantiene el aviso y las advertencias ante la aparición de fenómenos meteorológicos adversos, con fuertes vientos y nevadas durante los próximos días en la provincia y en la totalidad de Castilla y León.

Para la jornada de hoy, está previsto un empeoramiento significativo y generalizado de las condiciones, y se esperan rachas de viento muy fuertes, sobre todo en zonas de montaña, que podrían superar los 90-100 kilómetros por hora. En las zonas del interior, como en la capital burgalesa, se mantienen los valores cercanos a los 70 kilómetros por hora.

Además durante la madrugada y primeras horas de la mañana, se han registrado importantes nevadas en zonas de montaña, si bien en la capital burgalesa la nieve no llegará, aunque la cota haya descendido hasta los 800 metros de altitud. En los próximos días la cota de nieve se desploma hasta os 500 metros.

En cuento a las temperaturas se han registrado heladas generalizadas en toda la provincia, con menor intensidad en la zona centro, si bien las temperaturas están en descenso, más notable en el caso de las máxima, que mañana no superarán el grado.

El lunes se espera que se mantengan las rachas de viento fuertes sobre todo en áreas de montaña donde, de nuevo, se podrían superar los 90 o 100 kilómetros por hora. Se prevén nevadas débiles en zonas del norte-noreste. Se esperan heladas generalizadas en todo el territorio, con mayor intensidad en puntos de cotas altas.

A partir del martes, se espera una mejora generalizada de las condiciones meteorológicas. Los vientos perderán fuerza y las precipitaciones en forma de nieve serán poco probables incluso en las principales áreas montañosas. Las temperaturas máximas permanecerán apenas sin cambios, mientras que las mínimas sufrirán un leve descenso, lo que provocará heladas generalizadas en prácticamente toda la provincia.