ARCHIVADO EN

El arzobispo de Burgos agradece a los vecinos de Tordómar el auxilio a las víctimas

El arzobispo de Burgos, Francisco Gil Hellín, expresa su “afecto y cercanía” al párroco, a los feligreses de la parroquia y vecinos de Todómar ante el fallecimiento de seis personas en la casa rural de la localidad la pasada noche.

El arzobispo, que se encuentra en Roma para participar desde el próximo lunes en la visita “Ad Limina”, envía un comunicado al párroco de la localidad, Fernando Susaeta Montoya, para que la lea en la misa parroquial de mañana domingo. En la carta, monseñor Gil Hellín se lamenta por lo ocurrido, expresa su “afecto y cercanía” a los supervivientes y los familiares de los fallecidos y agradece a los vecinos la ayuda prestada en auxiliar a las víctimas.

Asimismo, invita a todos los fieles de la diócesis a “elevar plegarias al cielo por el eterno descanso de los fallecidos y para que a todos los familiares no les falte el consuelo de Dios y su fortaleza”.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS