ARCHIVADO EN

El Arlanzón experimentará una brusca crecida este miércoles

La CHD programa un caudal ecológico generador en el río Arlanzón desde el embalse de Úzquiza

arlanzon-

La Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) ha planificado para este miércoles, 21 de febrero, un aumento controlado del caudal del río Arlanzón desde la presa de Úzquiza, situada en Villasur de Herreros (Burgos). Esta circunstancia obligará al Ayuntamiento de Burgos a precintar este miércoles, todas las entradas peatonales al Río, desde las 15:30 horas con el objetivo de garantizar la seguridad en la zona, ya que la avenida anegará las riberas del río a su paso por el término municipal. Se prevé que la subida del caudal comience a percibirse en la capital burgalesa desde las 17:00 horas, si bien no será hasta las 22:00 horas cuando se alcance el pico máximo.

Esta acción cumple con las reglas del Plan Hidrológico del Duero, que establece caudales específicos en ciertos tramos del río por varias razones: controlar la presencia de diferentes especies acuáticas, mantener la calidad del agua y el lecho del río, mejorar el hábitat natural y favorecer la conexión del río con sus acuíferos.

Este aumento de caudal, según la Conferedación, no desperdicia agua, ya que se ha estado almacenando durante varios días para liberarla conjuntamente el día programado. Las operaciones comenzarán a las ocho de la mañana de este miércoles, alcanzando un máximo de 20 m³/s de agua liberada desde el embalse una hora después. El aumento de caudal será gradual, siguiendo un plan establecido. El máximo caudal se mantendrá durante dos horas antes de disminuir gradualmente hasta el nivel inicial. La crecida artificial se realizará siguiendo estrictos protocolos de seguridad, con la participación de personal de la CHD y otras administraciones, incluyendo Protección Civil. Ante estas circunstancias, la Policía Local de Burgos, ha solicitado no transitar por las márgenes del Arlanzón, pues en determinadas zonas podrían llegar a indundarse.

En la actualidad la suma del agua embalsada en los pantanos de Úzquiza y Arlanzón, que surten de agua a Burgos y buena parte de su Alfoz, supera el 84% de su capacidad, cantidad que se verá incrementada con las precipitaciones que se esperan a lo largo de los próximos días.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS