El 40% de las empresas burgalesas de más de 250 empleados no han implantado un plan de igualdad

Rueda Prensa CCOO Planes Igualdad Empresas Angel Citores (Enero 2020)

El 40 por ciento de las empresas burgalesas de más de 250 trabajadores no han implantado el plan de igualdad para su plantilla, a pesar de estar obligados a ello. Así de las 15 empresas ubicadas en la provincia con más de 250 empleados, solo 9 cuentan ya con un plan de igualdad. El resto, 6 empresas, están incumpliendo este requisito.

Así se desprende de los datos hechos públicos este jueves por la secretaría de la mujer y políticas de igualdad de Comisiones Obreras, que ha recordado que la implantación progresiva de estos planes dentro de las empresas tiene que ser una realidad como máximo en el año 2022.

Según ha explicado su secretaria, María del Carmen Noceda, las administraciones públicas y empresas de 50 o más trabajadores tienen la obligación de aprobar un plan de igualdad para su plantilla, incluyendo un conjunto de medidas, adoptadas previo diagnóstico y negociación, para favorecer la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres y reducir la brecha de género dentro de las empresas, que en la actualidad se sitúa en Burgos en el 29% por ciento.

Las empresas de más de 250 trabajadores ya están obligadas a tener implantado un plan de igualdad, al igual que las administraciones públicas. Además las empresas de más de 150 empleados tendrán que cumplir con este requisito antes del 7 de marzo de este año, y hasta el momento solo una de las 16 ubicadas en Burgos han implantado un plan de igualdad, y solo 6 de ellas están en proceso de negociación.

Por su parte las empresas de más de 100 empleados tienen de margen hasta el 7 de marzo de 2021, y las de más de 50 trabajadores hasta la misma fecha de 2022. Pero hasta el momento ninguna de estas empresas cuenta con un plan como este. En total 157 empresas burgalesas deberían estar trabajando en materia de igualdad, y sin embargo solo 10 de ellas cumplen con la normativa.

Noceda ha señalado que el problema reside en que las sanciones son muy bajas y muchas de estas empresas prefieren pagar la multa que iniciar la negociación para cumplir con la legislación vigente en materia de igualdad.

Y si hablamos de administraciones públicas la cosa no mejora, porque de las 9 obligadas a tener un plan de igualdad o medidas en este ámbito implantadas, solo 3 en la provincia, el Ayuntamiento de Burgos, la Diputación y la Universidad cumplen con ello. El resto, los consistorios de Aranda de Duero, Miranda de Ebro, Briviesca, Medina de Pomar, Villarcayo o Valle de Mena, ni siquiera han iniciado las negociaciones en este sentido. Cabe destacar que la en el ámbito autonómico, la Junta de Castilla y León tampoco cumple con la normativa.

Con este escenario, desde CCOO llaman a la responsabilidad de las empresas y administraciones públicas, y se comprometen a colaborar en los diagnósticos de las plantillas y en el proceso de negociación y seguimiento. Este jueves los trabajadores y afiliados al sindicato se han concentrado a las puertas de la sede en la calle San Pablo, para reivindicar la necesidad de que las empresas cumplan con la normativa en materia de igualdad.