Dos semanas después de la Vuelta a Burgos: brotes e incertidumbre

Vuelta Ciclista Burgos Etapa 4 - Santi Otero
Vuelta Ciclista Burgos Etapa 4 - Santi Otero

Solo dos semanas después de la celebración de la Vuelta Ciclista a Burgos, la provincia ha comenzado a registrar un empeoramiento de la situación epidemiológica vinculada al Covid-19.

La prueba se presentó como el primer evento de masas en el circuito ciclista internacional y lo cierto es que así fue, con aglomeraciones de personas en las salidas y metas, sin guardar las distancias de seguridad, que nadie pudo controlar.

La alarma en torno a los contagios vinculados a la Vuelta no tardó en saltar, especialmente a raíz de que varios equipos confirmasen positivos en sus respectivas filas y se vieran obligados a que algunos de sus corredores mantuviesen aislamiento.

Las administraciones, en este caso la Diputación Provincial y los ayuntamientos participantes en la prueba, prefirieron entonces mirar para otro lado, obviando su responsabilidad en todo caso y eludiendo cualquier tipo de valoración posterior.

Cierto es que es muy complicado demostrar o rastrear algunos contagios de las últimas dos semanas pero bien es cierto que llama poderosamente la atención que los primeros brotes de la provincia, algunos verdaderamente serios como el de Aranda de Duero, comenzasen en la semana posterior a la Vuelta, que concluyó el 1 de agosto. Lo mismo sucede con todos y cada uno de los territorios que fueron testigos de las salidas y metas de la cita.

La controversia parece estar servida, especialmente tras las últimas restricciones aplicadas en materia de aforo por la Junta de Castilla y León, que ha decidido rebajarlo al 50% en los locales de hostelería, frente al 75% del que gozaban hasta el momento.

El sector defiende su responsabilidad y condena que se les criminalice, máxime cuando citas multitudinarias como la Vuelta Ciclista a Burgos pueden haber contribuido a la proliferación de un virus, del que la Administración, obviando de nuevo toda responsabilidad, prefiere hacer culpable a los ciudadanos y algunos empresarios.

loading...