Disminuyen las cifras de acoso y ciberacoso en las aulas de Castilla y León

Ordenador, chica trabajando

Las cifras de acoso y ciberacoso en las aulas se han reducido hasta el 0,02%. Concretamente, se han detectado 54 casos de acoso y 35 de ciberacoso, por debajo de los 64 y 75 que se registraron el pasado curso respectivamente. Así lo muestran los datos de la Sección de Convivencia Escolar del Observatorio de Castilla y León, los cuales afirman que la mayoría de los casos de acoso se detectan en los tres primeros cursos de Educación Secundaria Obligatoria.

Según afirman desde la Consejería de Educación, eliminar el acoso es una prioridad, y es una meta hacer que los centros sean, cada vez, lugares más seguros. Desde la Junta, destacan la labor del profesorado, especialmente en la aplicación del programa ‘Parar el acoso, Apoyar a la vícitma y Reeducar al agresor’, donde el alumnado tiene un gran protagonismo en el cambio comportamental y relacional.

De esta manera, los centros educativos ofrecen varias inciativas como el ‘Programa Sociescuela’. Además, cuentan con un coordinador de convivencia con los programas de asistencia jurídica, con una solicitud al teléfono 012, y de atención psicológica, en colaboración con el Colegio Oficial de Psicología de Castilla y León.

En el curso anterior ya se introdujo el Test de detección de dificultades emocionales. Con esta iniciativa se busca detectar 16 factores de riesgo referidos a problemas sobre internalización, externalización, dificultades asociadas a la conducta alimentaria y el maluso de las tecnologías. Este test es una prueba anónima que tuvo un gran recibimiento por los centros y comisiones provinciales de convivencia.

OTRAS NOTICIAS