Detenido un conductor implicado en un accidente en la A-1 por falsificar los datos de su tacógrafo

Imagen_1

La Guardia Civil de Tráfico de Burgos ha detenido a un supuesto conductor profesional como presunto autor de un delito de falsedad en documento oficial. Fue sorprendido, tras estar implicado en un accidente grave en la A-1, con dos hojas de registro insertadas en el aparato de control del vehículo, generando así datos de conducción y descanso falsos, y atentando contra la seguridad de la vía.

Estos hechos, dados a conocer este lunes 20 de mayo, sucedieron el 29 de abril cuando ocurrió un grave siniestro a la altura del kilómetro 237’900 en la autovía A-1. Un vehículo articulado colisionó contra otro vehículo de similares características que se encontraba parado en el arcén del margen derecho debido a una avería mecánica.  

Debido al fuerte impacto, ambos conductores resultaron heridos, y se contabilizaron importantes daños materiales en los vehículos, así como un vertido de líquidos en el lugar de los hechos.

Los agentes de la Guardia Civil de Burgos que se desplazaron al lugar iniciaron una amplia investigación para determinar las causas del suceso. Así, se llevó a cabo un estudio de los tacógrafos de ambos vehículos implicados, con el fin de comprobar si se habían cumplido los tiempos de conducción y de descanso, verificar la lectura de distancias y velocidades, y obtener el historial de éste, mediante el cotejo de días anteriores.

De esta manera, el Cuerpo especialista en transportes por carretera, halló importantes irregularidades en el vehículo que se encontraba en el arcén. Descubrieron dos hojas de registro insertadas en el tacógrafo, ambas cumplimentadas con los datos del conductor. Sin embargo, una plasmaba los datos resultantes de la conducción, mientras la otra estaba en blanco. Cabe explicar que esta segunda hoja de registro no está permitida cuando el vehículo viaja en régimen de un solo conductor.

Con este cambio, el responsable puede alterar los registros obligatorios y realizar un mayor número de horas de conducción, al simular que cumple con las horas de descanso obligatorias, cuando en realidad obtiene un beneficio al poder alargar la jornada de conducción.

Este tipo de infracciones, según recoge el Reglamento de Ordenación del Transporte Público, supone una infracción muy grave, sancionada con una multa de 4.001 euros. 

La Guardia Civil recuerda que estas acciones constituyen un serio peligro por afectar directamente a la seguridad vial, a la propia del conductor y a la del resto de usuarios de la vía por el riesgo de sufrir un accidente, por distracción, cansancio o somnolencia.

OTRAS NOTICIAS