Desprotegidos frente al Covid-19

lista de espera quirúrgica

La Sección Sindical de Sanidad de CGT Burgos ha denunciado la situación de los Celadores del Servicio de Urgencias del Hospital Universitario de Burgos (HUBU).

Este personal realiza sus funciones sin la protección adecuada, con una mascarilla quirúrgica y bata desechable de papel, en base al criterio, impuesto por el supervisor de Urgencias, que ha dictado que no son personal sanitario y, por lo tanto, no lo necesitan.

Todo pese a que estos profesionales son los que reciben al paciente en el Servicio de Urgencias, cuando llega en ambulancia, coche particular o por otros medios. El paciente, puede llevar mascarilla o no, puede ser portador o no, puede ser potencialmente contagioso o no, de cualquier enfermedad y si, también de Covid-19, todos entran por la puerta de nuestro servicio de Urgencias.

También se encargan de ubicarlos en el box correspondiente, ayudan al personal sanitario en su movilización, a trasladarlo dentro del propio servicio de Urgencias, al traslado a planta de hospitalización o ingreso en UCI, dependiendo del caso.

CGT denuncia, por todo ello, que no se les proporcionen los mismos equipos de protección individual (EPI) que al resto de personal del servicio.

La situación cambia en función de las unidades de hospitalización, en las que no se realiza esta discriminación por categorías, equipándose a los celadores con los EPI necesarios, como debe de ser.

En la Comunicación periódica facilitada por la gerencia del HUBU durante la crisis por coronavirus a 1 de abril de 2020, se detalla:

“La seguridad de los trabajadores depende de las situaciones de riesgo a las que se enfrentan en el desarrollo de su labor, sea cual sea su categoría profesional. Por ese motivo, a la hora de distribuir los EPI, el criterio que se debe aplicar es la situación de riesgo que se está asumiendo en un momento determinado. No es aceptable que para las mismas circunstancias haya profesionales con distintos EPI.”

Por ello, CGT exige que se ponga en práctica el criterio de la Gerencia del Hospital de inmediato y se proteja a todos los trabajadores, en función de la situación de riesgo, independientemente de la categoría profesional en la que ejerza sus funciones.