ARCHIVADO EN

Desmontando mitos y verdades sobre los coches eléctricos

España está a la cola de Europa en cargadores públicos

Puntos Recarga Coches Electricos Avenida de la Paz (Octubre 2022)

La introducción de coches eléctricos en el mercado ha generado una valancha de información engañosa, tanto en contra como a favor de su compra. Entre los argumentos en contra, se mencionan la rápida degradación de las baterías, el supuesto mayor riesgo de incendio y la dificultad para amortizar su compra. Por otro lado, hay afirmaciones a favor, como su supuesta idoneidad para cualquier hogar, su menor impacto ambiental y su nivel de confort comparable al de los vehículos de combustión.

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ve al coche eléctrico como una opción viable para aquellos que puedan cargarlo en casa y no lo utilicen frecuentemente para viajes largos. Sin embargo, la falta de estaciones de carga públicas en España sigue siendo un obstáculo importante.

El estudio desacredita varios mitos comunes sobre los coches eléctricos:

Mitos Desmentidos en contra:

  1. Degradación rápida de las baterías: La mayoría de los fabricantes ofrecen garantías que cubren la degradación de las baterías por debajo del 25% durante 8 años o 160.000 kilómetros.
  2. Escasa oferta de modelos: Actualmente hay más de 100 modelos de coches eléctricos disponibles en España, con una oferta en constante crecimiento.
  3. Mayor riesgo de incendio: Los coches eléctricos tienen un riesgo de incendio significativamente menor que los de gasolina, aunque requieren protocolos de extinción diferentes debido a la naturaleza de los incendios eléctricos.
  4. Mantenimiento más costoso: Los coches eléctricos tienden a tener menos averías debido a su motor más simple y temperaturas de funcionamiento más bajas, lo que compensa cualquier gasto adicional en neumáticos o amortiguadores.
  5. Imposibilidad de amortizar la compra: Los ahorros en combustible al cargar el coche en casa pueden superar los 9.000 euros cada 100.000 kilómetros, además de las subvenciones disponibles.

Mitos que favorecen al coche eléctrico:

  1. Accesibilidad para la mayoría de los hogares: La mayoría de las familias carecen de una plaza de aparcamiento propia con punto de carga, limitando su uso en entornos urbanos.
  2. Nula contaminación: Aunque no emiten gases durante su uso, la fabricación de los coches eléctricos y la generación de electricidad pueden contribuir a la contaminación ambiental.
  3. Comodidad en viajes largos: La autonomía limitada y la falta de estaciones de carga pueden complicar los viajes largos, requiriendo una planificación cuidadosa.
  4. Menor costo de reparación: En caso de accidente, la reparación de las baterías puede resultar extremadamente costosa, lo que contrarresta cualquier ventaja en términos de mantenimiento.
  5. Mayor valor de reventa: La degradación de las baterías puede reducir drásticamente el valor de reventa de un coche eléctrico, en comparación con un vehículo de gasolina.

Ahora la decisión sobre adquirir un vehículo eléctrico es decisión de cada consumidor, según sus necesidades.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS