ARCHIVADO EN

Descubre los consejos para salvar a los perros de un golpe de calor

Judith Sanchez Campaña Fuegos Artificiales Perro Niños (Diciembre 2021)

A pesar de lo que opina mucha gente, todos los veterinarios y estudios realizados afirman que los animales también pueden sufrir golpes de calor. Por ello mismo, distintas organizaciones buscan dar a conocer algunos consejos para saber cómo actuar si nuestro perro sufre uno.

A pesar de que estemos a escasos 10 días de entrar en septiembre, seguimos sufriendo temperaturas anómalas para la época el mes de agosto, por lo que los golpes de calor siguen siendo una realidad que hay que tener muy presente.

En el caso de los perros, es necesario conocer los síntomas que se pueden dar para saber que hay que actuar. Por un lado, el can puede presentar una aceleración del ritmo cardíaco, acompañada de jadeos con presencia de babas y de una respiración rápida y nerviosa; un golpe de calor puede provocar que la temperatura corporal de los perros supere los 42º, teniendo en cuenta que el nivel óptimo es alrededor de 38º o 39º.

También podrán experimentar una bajada de azúcar y sales en su cuerpo, que se puede manifestar mediante la presencia de temblores, debilidad muscular y falta de equilibro. En algunos casos, estos síntomas vendrán acompañados de diarreas y vómitos.

Sus mucosas y encías pueden adquirir un color azulado debido a la falta de oxigenación en sangre y, el perro, puede llegar a perder la conciencia y sufrir males mayores como hemorragias, insuficiencia renal o hepática, daño cerebral e incluso fallo multiorgánico.

Si nuestro amigo de cuatro patas presenta alguno de estos síntomas, lo principal es mantener la calma y aplicar los primeros auxilios teniendo claro el objetivo principal: que la temperatura corporal descienda; no obstante, hay que tener muy claro que lo mejor será llevar al animal a un veterinario.

Desde las organizaciones también aconsejan, para evitar llegar a estas situaciones, no dejar nunca al perro sólo dentro del coche y, cuando circulemos en él, llevar el aire acondicionado encendido y evitar que el perro esté expuesto directamente al sol; al igual que pasa con los humanos, es aconsejable huir de las horas centrales del día, ya que es cuando hay más posibilidades de sufrir este tipo de accidentes; en el caso de tener perros de pelo largo, cortarlo puede disminuir la sensación de calor y hay que tener cuidado si el animal tiene facciones chatas, ya que estas razas, por sus características en términos de respiración, están más expuestas a desarrollar mayores complicaciones si se presenta un golpe de calor.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS