Denuncian un brote de COVID fuera de control en la residencia de Oña

Según CC.OO con 26 afectados

diputación 6

Comisiones Obreras (CC.OO), ha denunciado este miércoles, la aparición de un brote de COVID-19 en la residencia de Oña, dotación gestionada por la Diputación Provincial de Burgos. Según la información facilitada por el sindicato, hay un total de 26 residentes infectados, y aunque la Unidad Covid se ha abierto, «también se detectan infectados en planta».

CCOO sigue insistiendo en las necesidades acuciantes en materia de enfermería, enfermeros y auxiliares de enfermería y demás profesionales (limpiadores, lavanderos, etc.) máxime en las circunstancias actuales, pues su carencia, «propicia constantes descuadres y turnos sin cubrir».

El sindicato acusa a la Diputación de «falta de previsión, lo que redunda en una sobrecarga de trabajo y un estres añadido a los trabajadores públicos, especialmente aquellos que cuidan de la higiene y atienden de primera mano las necesidades de los residentes».

Ante estas circunstancias, Comisiones considera que la Diputación, «está atentando directamente contra la salud de trabajadores y residentes e instamos a que con carácter urgente inicie los procedimientos administrativos pertinentes para cubrir aquellos puestos vacantes estructurales».

Finalmente, apuntan a la responsabilidad del propio Presidente de la Diputación, César Rico, que «decreta las comisiones informativas y plenos telemáticos mientras se reparten calendarios de trabajo presencialmente en el vestíbulo de la diputación, y el reglamento de teletrabajo continúa en precario… «.