ARCHIVADO EN

Denunciados tras no precintar cinco cabezas de corzo

APREHENSIÓN CINCO CORZOS Y MATERIAL CAZA_1

La Guardia Civil ha levantado acta denuncia tras verificar varias infracciones a la Ley de Caza de Castilla y León, por omitir el obligado precintado de cinco ejemplares macho de corzo, y por la tenencia de dos visores térmicos prohibidos.

Los hechos ocurrieron a mediodía del pasado martes, 30 de mayo, en un municipio de la comarca del Arlanza, cuando una patrulla observó una maniobra de un coche que etiquetaron como «esquiva» cuando los ocupantes se percataron de la presencia de la Guardia Civil y trataron de huir.

Los agentes detuvieron el coche e identificaron a las tres personas que viajaban en el interior, que se encontraban claramente nerviosas, por lo que decidieron practicar un registro del turismo: localizaron entre los pies del copiloto y de uno de los ocupantes cinco bolsas de plástico, que contenían cabezas de corzos machos con evidencias de haber sido abatidos.

Estos «trofeos» carecían de los precintos que se deben colocar a los animales una vez cazados; además, en el respaldo de uno de los asientos y en el maletero se hallaron monoculares térmicos de uso prohibido, además de diferentes útiles de caza.

Los infractores procedían de otras provincias de Castilla y León y de Cantabria; llamó la atención el hecho de que poseían la documentación personal, la de caza y las cinegéticas pero se saltaron el paso de precintar las cabezas abatidas.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS