Dejan fuera del Pleno preguntas de los ciudadanos, para no tener que volver a escuchar la realidad

Pleno Ayuntamiento (Diciembre 2023)

Golpe a la participación ciudadana. No es que le sobre al Ayuntamiento de Burgos mucha, pero la poca que hay se cercena por momentos. El Equipo de Gobierno ha desestimado dos preguntas de dos ciudadanos de Burgos, acogiéndose al artículo 20 del Reglamento de Participación que señala que los temas a tratar deben de ser estrictamente municipales, no estar pendientes de decisión judicial y no haberse repetido con anterioridad.

Esta última cuestión es torticera, o al menos, la interpretación que los políticos hacen de ella. Porque el Reglamento busca no repetir preguntas cuyas respuestas sean siempre las mismas. Por ejemplo, si un ciudadano pregunta si se tiene pensado cambiar el color de los autobuses, o si en un año concreto se va a asfaltar una calle, una vez respondido no es necesario repetir. No obstante, jugar a eso es peligroso, sobre todo cuando la repetición atenta a derechos específicos de los ciudadanos.

La participación es una necesidad en los Plenos. Se trata de un momento en el que el Equipo de Gobierno mira a la cara a sus ciudadanos y les responde sobre cuestiones que les afectan día a día, todos los días del año. Es decir, no hay un reglamento que impida que un problema te vuelva a afectar una segunda vez. Ocurre y la reiteración de dichas preguntas en los Plenos no son otra cosa que la representación de la realidad local.

Tal y como ya hemos sugerido en Canal 54, el turno de preguntas de los ciudadanos debería regularse en un horario fijo, para que los burgaleses no tengan que esperar hasta que acabe el Pleno, sea a la hora que sea. Pero, lejos de dar pasos en positivo, el actual Equipo de Gobierno ha optado por eliminar del Salón de Plenos las preguntas incómodas, molestas, que les impidan marcharse a casa cuanto antes.

Está claro que puede ser aburrido escuchar, un día sí y otro también, que una rampa de autobús no funciona. Pero peor es no poder coger un autobús por ese motivo, también un día sí y otro también.

Aquí viene una exclusiva, una segunda vía que, desde Canal 54, aportamos a nuestros concejales, como herramienta para acabar con estas preguntas molestas y repetitivas: arreglar las rampas o resolver el problema que toque en cada momento.

Pero está claro que usar el artículo 20 del Reglamento de Participación Ciudadana para que no les recuerden todo lo que está pendiente por hacer es mucho mejor para su paz interior.

Como siempre, la administración juega con dos velocidades. Por un lado la que le aplica al ciudadano y, por otro, la que se aplica a sí mismo. O, dicho de otra forma ¿cuántas veces hemos votado en el Pleno la ley de Amnistía que no es competencia municipal?

OTRAS NOTICIAS