De la Rosa y Caselli, únicos responsables del aforo del Plantío

Franco y Antonio Caselli en una Junta de accionistas. Foto: Burgos CF
Franco y Antonio Caselli en una Junta de accionistas. Foto: Burgos CF

El Grupo Municipal Popular ha aclarado que el alcalde, Daniel de la Rosa, y el presidente del Burgos CF SAD, Antonio Caselli, son los únicos responsables de los aforos impuestos hasta ahora en el estadio municipal del Plantío.

Para los populares, esta es una forma de «no asumir ninguna responsabilidad personal» y «hacer gala de deslealtad institucional acusando a la Junta de lo que solo él es responsable».

«De nuevo, las mentiras vuelven a ser el único argumento de Daniel de la Rosa, quien es el único responsable de las restricciones de aforo impuestas hasta el momento en el campo de fútbol, pese a su insistencia por desviar la atención hacia la Administración Regional», han puntualizado.

Ante las acusaciones de Daniel de la Rosa, el Grupo Municipal Popular se ha puesto en contacto con el Gobierno autonómico y ha constatado que no existe resolución alguna que marque criterios más restrictivos para el estadio burgalés, siendo el Decreto 76/2020 el que también opera en este caso.

A continuación, los populares se han puesto en contacto con los técnicos del Servicio Municipalizado de Deportes, donde los propios técnicos han reconocido que han hecho una interpretación mucho más restrictiva para garantizar medidas de seguridad, siendo los que han determinado el número de espectadores en las instalaciones municipales, entre las que se encuentra El Plantío.

El Grupo Municipal Popular no pone en ningún momento en duda de las medidas adoptadas los técnicos para contener la evolución de la pandemia pero quiere dejar claro que no es tolerable que se utilicen mintiendo para enfrentar a administraciones.

Hay que recordar que el Decreto 76/2020 determina que “espectáculos públicos que cuenten con butacas preasignadas podrán desarrollar su actividad” y añade que “en Nivel de alerta 4, se estipula un aforo máximo del 33%, siempre que se pueda mantener un asiento de distancia en la misma fila”.

Ejemplo de ello, es que en otras ciudades como León o Zamora, donde en los últimos días se han disputado partidos de la Copa del Rey, se han adoptado los criterios dispuestos en el Decreto, que en ningún caso son los que ha marcado el Ayuntamiento de Burgos.

El Grupo Municipal Popular ha precisado que el aforo máximo por debajo de lo establecido en este documento,  lo fijan el propietario de la instalación y el promotor del evento, lo que en el caso del campo de fútbol municipal deja en manos del Ayuntamiento y el Burgos CF SAD esta decisión.

Por todo ello, y tras insistir en el mensaje de prudencia que en estos momentos debe reinar a tenor de la coyuntura epidemiológica actual, el PP ha pedido al alcalde que «no mienta de manera sistemática eludiendo su responsabilidad y muestre algo más de respeto hacia ellos aficionados al fútbol de la ciudad».