De la Rosa vuelve de vacaciones con un discurso alarmista para la ciudad

Daniel de la Rosa Agosto 2020

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha regresado de sus vacaciones con un discurso totalmente alarmista, asentado en la histeria y buscando asustar a la población sin datos para ello.

«Los brotes de la ciudad están controlados» ha dicho el primer edil. «La situación en las zonas básica de salud no es alarmante», ha explicado De la Rosa. Pero su reacción ante esto ha sido firman un bando de alcaldía carente de base legal, pues él mismo ha afirmado que no tiene competencias, para pedir a los burgaleses que no formen reuniones de más de diez personas. ¡Ojo! De manera indefinida a lo largo de los próximos meses. Hace apenas 4 días, el Juzgado desautorizaba el semi confinamiento de Aranda de Duero impuesto por la Junta a 14 días y lo reducía a 7, por lo que a restricción de derechos se refiere, pero esto a De la Rosa le da igual.

Esta actitud evidencia que el alcalde no sabe ni qué hacer ni para qué sirven las diferentes medidas de restricción de derechos, ni por supuesto, cuándo deben aplicarse. De hecho, el primel edil ha afirmado sin ruborizarse que cualquier recomendación que lance la Junta de Castilla y León él la impondrá como obligatoria en la ciudad. Sin criterios, sin adaptar a los datos, adelantándose si quiera a saber en qué situación pueden darse o no esas recomendaciones.

De la Rosa actúa al margen de la realidad trasladando al conjunto de la sociedad una situación más alarmista y caótica de la que las cifras arrojan. Hemos de ser conscientes de que el coronavirus va a convivir con nosotros mucho tiempo y que las medidas que se tomen, de caracter social, económico, laboral, educativo o de la índole que sea, deben ser lo más proporcionales posible a los datos.

Sin embargo, De la Rosa actúa sin el más mínimo criterio como si sus decisiones tuvieran incidencia en el Covid y no la tuvieran en el resto de los ámbitos de una sociedad.

El propio alcalde ha avanzado que la Policía Local vigilará la concentración de más de diez personas al tiempo que ha asegurado que no servirá de nada, porque ni tiene competencias para regular eso ni la Policía las tiene para sancionarlo o disuadir a los grupos de más de diez personas.

loading...