ARCHIVADO EN

De la Rosa recula y habrá modificación presupuestaria

Rueda-Prensa-Telemática-De-la-Rosa

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, ha anunciado este lunes que el Ayuntamiento de Burgos acudirá a una modificación presupuestaria para hacer frente a las necesidades surgidas por la crisis sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus.

De la Rosa ha explicado, por videoconferencia, que esta opción es viable siempre que se vincule la modificación a cuestiones de emergencia, tal y como se pretende realizar.

El alcalde ha insistido en que es necesaria colaboración de todos los grupos políticos para adoptar un «amplio consenso» al respecto, con el objetivo de que se pueda corroborar que el Ayuntamiento, de manera unánime y decidida, actúa para poder prestar los recursos que tiene a su disposición para ayudar a personas y empresas.

En este sentido, se ha dado un plazo de dos o tres días para poder consensuar un paquete de medidas urgentes, en colaboración con organizaciones empresariales y en el marco del Diálogo Social.

Daniel de la Rosa ha insistido en que el margen de maniobra no será muy amplio dentro de las delimitaciones legales, si bien ha confiado en poder alcanzar un acuerdo con las cuatro formaciones que están en la oposición.

De manera paralela, el regidor municipal ha dejado claro que no renuncia a la aprobación del proyecto presupuestario consensuado con Ciudadanos, una cuestión limitada por la actual coyuntura del estado de alarma, que impide que corran los tiempos y, por lo tanto, poder alcanzar pronto la aprobación definitiva de las cuentas.

De la Rosa ha avanzado que la modificación presupuestaria se elevará al Pleno ordinario de abril, que se celebrará vía online tal y como estaba previsto y, en caso de que no diese tiempo a la tramitación, se convocaría una sesión extraordinaria días después.

La Comisión de Hacienda, por su parte, ha dado el victo bueno a las modificaciones fiscales ya anunciadas por el Ayuntamiento, que supondrá el retraso del cobro de unos 70 millones de euros a través de las modificaciones de padrones, esencialmente.

En dicha comisión también se ha informado de la liquidación presupuestaria de 2019, que ha arrojado un saldo positivo de 48 millones de euros de remanente de tesorería, cumpliendo el objetivo de estabilidad presupuestaria.

El dato negativo es que la deuda sigue por encima del 110 por ciento y eso impedirá que se acudan a operaciones de crédito.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS