De la Rosa presenta el presupuesto y avanza que tendrá varias correcciones

La primera modificación se llevará al Pleno el mismo día que la aprobación inicial del presupuesto

El presupuesto municipal para el año 2021 nace con vocacion de corregirse. Que cada cual interprete lo que significa esto. Y es que, a lo largo de la segunda presentación del borrador (la primera fue en exclusiva al diario de Míchel Méndez Pozo), tanto el alcalde de la ciudad, Daniel de la Rosa, como Vicente Marañón y David Jurado se han dedicado a avanzar las futuras modificaciones presupuestarias.

Un documento de presupuestos, sea el borrador como el definitivo, para una ciudad, nace con la voluntad de abarcar y preveer todas las necesidades de la ciudad en el periodo de un año. Gracias a la nula agilidad de los gobernantes burgaleses en los últimos años, ese periodo queda acotado, con caracter general, al 8 o 10 meses.

Cada vez que un Ayuntamiento se ve obligado a modificar el presupuesto, es decir, a corregir algo, se evidencia una falta de previsión o una situación sobrevenida. Por ejemplo, la pandemia declarada en marzo de 2020 hubiera sido una causa perfecta de situación imprevista que requiere la modificación de las cuentas. En el caso de Burgos no hizo falta porque no se había aprobado aún el presupuesto.
Sin embargo, el Equipo de Gobierno de Daniel de la Rosa, tuvo que incluir en la última modificiación del presupuesto una partida para la Fundación de la Catedral, algo acordado desde año 2017. Esto no es una situación sobrevenida, sino una falta de previsión como la propia Catedral.

Pues bien, que los de Daniel de la Rosa presenten un presupuesto y avancen actuaciones que ya saben que se quieren o se tienen que hacer con cargo a una modificación es, como poco sospechoso.
Por no hablar del hecho de que, en el mismo Pleno en el que se va a presentar el borrador de presupuestos para su aprobación inicial, el propio Equipo de Gobierno lleva ya la primera modificación, referente al segundo plan de crisis. Dicho con otras palabras, Daniel de la Rosa no ha incluido en el borrador del presupuesto un Plan de Crisis que él mismo ha aprobado hace casi un mes.