De la Rosa no entiende las medidas de la Junta para Burgos pero no acudirá a la Justicia

El alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, no entiende las medidas de la Junta de Castilla y León impuestas para nuestra ciudad a partir de este miércoles, pero no va a hacer nada para pararlo.

El primer edil asume la situación vivida en Burgos hace un mes, cuando la ciudad y la provincia lideraban los datos negativos, pero no comprende cómo cuando estamos a la cola de estos datos, también tenemos que sufrir las mismas restricciones.

Eso sí, De la Rosa no hará nada para defender a los burgaleses. La medida es sencilla, si el Ayuntamiento de Burgos entiende las restricciones como lesivas y contrarias a derecho, puede usar la Justicia como garante de los derechos de los burgaleses, solicitando una medida cautelar, como ya hizo el alcalde socialista de Valladolid, Óscar Puente en su momento.

Pero el primer edil no está por la labor. Admite que existe también malestar en Aranda de Duero y en Miranda de Ebro, algo que han señalado sus respectivas alcaldesas en la reunión del CECOPI celebrada este martes. Pero aquí nadie hace nada.