De la Rosa deja 49 millones del superávit fuera del Plan de Crisis

Casi 8 millones de euros es lo que destina el Equipo de Gobierno de Daniel de la Rosa al Plan de Crisis, guardando en el cajón del Ayuntamiento la friolera de 49 millones de euros.

Y es que, el superávit que ha registrado el Ayuntamiento de Burgos alcanza la cifra de 57 millones de euros. Una cantidad que no se conocía cuando se firmó el II Plan de Crisis, que recibió el apoyo de todos los Grupos Municipales a excepción del Partido Popular.

Precisamente la portavoz de esta formación, Carolina Blasco, entiende ahora las prisas de Daniel de la Rosa por firmar el II Plan, asociándolo al Presupuesto de 2021, cuando éste no verá la luz antes del mes de abril. La explicación que encuentra Blasco es que De la Rosa ya conocía el superávit final, muy por encima de esos 40 millones que se preveían, y encontraría dificultades en encontrar apoyos si se sabía que solo pretendía destinar 7,5 millones de euros de los 57 existentes.

Cabe recordar que el Gobierno de España eliminó las llamadas reglas de gasto para permitir a los ayuntamientos utilizar sus remanentes en la situación económica extraordinaria derivada de la pandemia y también de las restricciones políticas.

Sin embargo, tanto el alcalde De la Rosa como el vicealcande Vicente Marañón argumentaron que no podían invertir más de 8 millones de euros en un plan de crisis porque el Ayuntamiento de Burgos necesitaba dinero para funcionar. Un dinero que, en parte, se complementa con estos 57 millones de euros que son fruto de ingresos que el Ayuntamiento ha recibido pero no ha gastado según lo comprometido.

Desde el Partido Popular continúan insistiendo en que ese dinero está mejor en manos de los burgaleses en la situación económica actual y no destinados a proyectos como el famoso «Burgos Río» de Ciudadanos.