Daniel de la Rosa hace lo contrario de lo que dijo hace 20 días sobre la votación de la calle Vitoria

Rectificar es de sabios, al menos una vez. Pero Daniel de la Rosa va camino de algún tipo de récord mundial de rectificaciones fruto de no pensar las cosas dos veces. Es lo que le ha ocurrido con el proceso de participación del bulevar de la calle Vitoria.

El pasado 12 de marzo, De la Rosa presentó a bombo y platillo un proceso de participación que solo podía hacerse de manera telemática y que no contemplaba la opción del «no». Ante esta tesitura, y dentro de la propia rueda de prensa de presentación, parecía obvio que la única manera de rechazar el proyecto era la abstención.

Por ello, Canal 54 preguntó al alcalde si una baja participación se traduciría en un rechazo evidente de la población al proyecto. «No» respondió tajante Daniel de la Rosa, quien no se atrevió a dar cifras de participación aunque confiaba en que fuera significativa.

Había muchas formas de responder, pero De la Rosa optó por un No. Ni un mes después, el no le ha devuelto la bofetada y hasta el primer edil ha tenido que admitir que una participación de menos de 1000 personas es de todo menos apoyo al proyecto del Equipo de Gobierno.