ARCHIVADO EN

Cuatro jóvenes grafiteros identificados por la Policía mientras vandalizaban un mural autorizado

Se trata de tres hombres y una mujer, de entre 20 y 26 años

grafiti vandalizado

Cuatro jóvenes han sido sorprendidos por la Unidad de Respuesta Rápida de la Policia Local, mientras vandalizaban un mural aprobado por el Ayuntamiento de Burgos.

Tres hombres y una mujer, realizando grafitis de gran escala en la pasarela que atraviesa la autovía hacia la calle Ángel García Bedoya, en la zona de El Crucero. Los hechos ocurrieron durante la madrugada pasada, alrededor de la 1:30 horas, cuando tres agentes que patrullaban en un vehículo sin distintivos policiales notaron a un joven actuando de manera sospechosa y evasiva mientras los vehículos pasaban cerca. En un instante, al percatarse de la presencia policial, alertó a otros tres jóvenes que estaban pintando grafitis en el mural de la pasarela.

Al ser descubiertos por los agentes, los jóvenes infractores intentaron huir a pie, ignorando las órdenes de detención de los policías. Se inició entonces una persecución por varias calles, con la colaboración de varias unidades de la unidades policiales, que culminó con la captura de los implicados de entre 20 y 26 años. Durante la inspección corporal posterior, se encontraron 19 botes de spray utilizados en los grafitis, así como dos marcadores de color rosa y blanco.

Los agentes han instruido seis actas de denuncia y se evaluará la responsabilidad civil correspondiente, basadas en la Ordenanza de Limpieza y por desobedecer las instrucciones de los agentes de manera repetida y clara. Además, se ha informado al Ayuntamiento de la ciudad y a la asesoría jurídica correspondiente para evaluar la responsabilidad civil derivada del daño causado al mural, que había sido autorizado por el Consistorio en ese lugar.

Las infracciones leves tienen una sanción económica de hasta 600 euros. Las infracciones graves se sancionarán con multa desde 601 hasta 1.500 euros, mientras que las infracciones muy graves se sancionarán con multa desde 1.501 a 3.000 euros. Como alternativa al pago de la multa en la infracción tipificada como leve, se establece la posibilidad de que el culpable realice, con carácter voluntario, una prestación personal de servicios de limpieza o gestión de residuos. Si el acto vandálico se realiza además en un monumento o bien de interés cultural, como ha ocurrido en alguna ocasión, se tipificaría de un delito contra el Patrimonio.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS