Cs apuesta por priorizar la avenida Reyes Católicos en la ampliación del carril bici

Julio Rodríguez-Vigil (Marzo 2020)

El Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Burgos quiere impulsar ya la ejecución de uno de los puntos cruciales del Presupuesto 2020 aprobado en Pleno el pasado viernes. Se trata de la ampliación del carril bici, compromiso dotado con 250.000 euros en las nuevas cuentas.

Al respecto, el concejal Julio Rodríguez-Vigil Junco ha detallado en rueda de prensa la propuesta de la formación naranja, que pasa por “priorizar la creación de esta vía en ambos sentidos la avenida Reyes Católicos”. En total tendría una extensión de 1.800 metros y una anchura de metro y medio en cada sentido. Para el diseño el edil ha planteado “hasta tres alternativas”.

Todas ellas suponen, “sí o sí, ejecutarlo en la zona de aparcamiento, ya que, o bien se recorta un poco de acera de la margen izquierda (anexa al río Vena), o se suprime un carril de calzada, o se disminuye la anchura de una de las áreas de estacionamiento pasando de batería a línea. En cualquiera de esos casos, el carril bici estaría a una cota inferior a la acera”, ha señalado, para estimar que el coste de esta intervención rondaría los 120.000 euros como máximo.

Así, Cs propone destinar los 130.000 euros restantes a otras tres iniciativas no menos importantes. Crucial sería también de hecho “crear un carril bici en el tramo de la calle Vicente Aleixandre que une Santa Bárbara con Gonzalo de Berceo”. En este caso la actuación “apenas alcanzaría 175 metros y serviría para conectar el barrio de Gamonal con la ribera del Vena, el G3 y el HUBU”, ha explicado el edil. La partida para esta obra se aproximaría a 40.000 euros.

Otro tanto al menos plantea destinar Rodríguez-Vigil a “instalar ‘captafaros’ en los dos corredores o ciclocalles señalizados recientemente y que incluyen importantes vías, como la avenida del Cid”. Estos aparatos, que sirven para dar visibilidad a bicicletas y VMP de noche y en condiciones climatológicas adversas, “cuestan unos 3,5 euros, permitirían maximizar la seguridad de los usuarios de estas vías con una módica inversión”, ha indicado, pues de su colocación podría encargarse la brigada de Obras municipal.

También se incorporarían en el nuevo tramo -en ambos sentidos- de Reyes Católicos, con un coste aproximado de 5.000 euros en este caso concreto.

El resto de la cuantía incluida en el presupuesto “habría que emplearlo para cerrar la malla en puntos clave de la red de carril bici existente o ya proyectada”, ha añadido el concejal del partido liberal. En todo caso estas decisiones se consultarán con los usuarios tanto de bicicleta como de otros vehículos de movilidad personal, a través de los colectivos que los representan, para determinar qué zonas urge rematar bien por la intensidad del tráfico, bien por el riesgo existente.

Por su parte, el portavoz de la formación naranja, Vicente Marañón, ha subrayado que las relatadas son medidas muy concretas que se enmarcan en el compromiso de Ciudadanos con la Movilidad. “Son actuaciones que van a derivar en espacio ganado para ese nuevo paradigma que queremos ir plasmando y que apuesta por modos de transporte alternativos como la bicicleta y el patinete y la creación de vías exclusivas para ellos y, por lo tanto, seguras; vías que se ubiquen además en el lugar adecuado. Buena parte además serán fruto de intervenciones sencillas, baratas y rápidas, con escasa perturbación a la vida cotidiana. Es posible y lo vamos a hacer”, ha apostillado.