Cruce de acusaciones en las Cortes por la nueva Ley de Servicios Sociales

El Pleno de las Cortes de Castilla y León ha estado marcado por las acusaciones de unos y otros grupos parlamentarios ante la aprobación de la nueva Ley de Servicios Sociales.

Exterior de las Cortes de Castilla y León
Exterior de las Cortes de Castilla y León

El Pleno de las Cortes de Castilla y León ha estado marcado por las acusaciones de unos y otros grupos parlamentarios ante la aprobación de la nueva Ley de Servicios Sociales.

El PP y Cs han logrado sacar adelante la nueva norma con el voto en contra del PSOE, que ha acusado al equipo de Gobierno de proceder a la aprobación de una forma «poco democrática».

Para los socialistas, el PP y Cs solo pretendían «ponerse medallas» que no les corresponden tras el incremento de los Presupuestos Generales del Estado en materia de dependencia, y que entre otras cuestiones contempla la gratuidad de la teleasistencia.

En este sentido, desde las filas socialistas se ha insistidieo en que e eliminar el copago en el servicio de teleasistencia es una buena noticia pero la Proposición de Ley presentada por PP y CS «pretende evitar el control y la participación».

El PSOE ha afeado a la Junta una modificación que implica que no se necesitan informes del Consejo consultivo, ni del Consejo Económico y Social, ni la Consejería de Hacienda tiene que aportar informes y elimina la partición de los grupos parlamentarios , de la ciudadanía y de las entidades locales.

Asimismo, la formación socialista ha mostrado su preocupación ante los interrogantes que la Junta deja abiertos respecto a qué profesionales serán los encargados de realizar los seguimientos y la prevención y si la Gerencia va a establecer algún tipo de ratio de profesionales que la empresa adjudicataria debe contratar para poder garantizar el cumplimento de sus compromisos y si se plantea como un posible nicho de empleo en las zonas rurales.