Continúa el culebrón en Aguas de Burgos

El consejero vecino de Vox en la Sociedad Municipal de Aguas, Javier Martínez, asegura que «calificar la comisión de Aguas de circo se queda corto» asegura que se trata de una «cacicada».

Aseguran que 48 horas antes de destituir a quien era el gerente se ofreció el nombre de la persona que lo iba a sustituir. Y solo eso, el nombre: Juan Antonio Rodríguez García. El de Vox asegura que no sabían quién era y no se describió cuál era el currículum de quien iba a ser gerente.

Además, Martínez preguntó que por qué se cambiaba ahora al gerente con una comisión de investigación abierta. Asegura que lo lógico hubiera sido esperar. La respuesta que le ofreció el presidente de Aguas de Burgos, fue que «era una decisión que ya estaba tomada».

Además, Javier Martínez, preguntó por qué los puntos de la orden de la comisión no se cambiaba ya que se estaba destituyendo al gerente sin saber quién le iba a sustituir. Lo lógico para Vox hubiera sido nombrar a un gerente antes de cesar al que lo era, ya que quizá nadie podría sustituirlo. Balbás respondió que «con ayuda divina» ese punto saldría adelante.

Además, desde Vox aseguran que este nuevo gerente es yerno del anterior gerente. Es cuñado de Diana Carracedo, quien tuvo problemas para mantener su puesto en Aguas de Burgos.

El consejero vecino asegura que, además, se aprobó un aumento en la remuneración del gerente sin especificar cuál. Solo Vox votó en contra y denuncia que ahora «podría ser legal que cobrase 300.000 euros».

Vox subraya que todo esto no es solo culpa de Miguel Balbás, si no también del alcalde, Daniel de la Rosa. Aseguran que nadie va a sumir su responsabilidad política y ha acusado al PSOE y a Ciudadanos de querer «tapar todo», en concreto, la contrataciones a dedo.