Consenso municipal sobre ayudar a la hostelería pero sin saber cómo

La Federación de Hostelería se ha reunido con el Equipo de Gobierno y el resto de los grupos municipales, para pedir el apoyo del Ayuntamiento de Burgos en prolongar la temporada de terrazas lo máximo posible.

Con la resctricción del sheriff Igea y sus consejeros aún en vigor en los locales de hostelería, las terrazas se han convertido en el único sustento de una parte del sector hostelero.

Pero la temporada de verano toca a su fin y el Ayuntamiento de Burgos ha esperado hasta el 14 de septiembre para empezar a trabajar en lo que viene.

La intención, sobre la que parece existir consenso político, es cubrir las terrazas y dotarlas de puntos de calefacción, sin acabar convirtiéndolas en peceras, lo que a juicio del concejal de licencias, Daniel Garabito, y de cualquier persona, no tendría ningún sentido.

Parece que la solución pasa por modificar el decreto que se firmó durante la pandemia para facilitar la instalación de terrazas, sujeto a lo extraordinario de la situación y con una duración que quedará limitada a la declaración de pandemia mundial.

Para Garabito es pronto aún para explicar cómo se va a articular. Son ahora los técnicos los que deben valorar qué puede hacerse y en qué zonas y qué no. Además, los responsables políticos tendrás que estudiar quién corre con los gastos de infraestructuras o materiales.

Lo único que parece tener claro Garabito es que no tiene ningún sentido exigir homogeneidad en las terrazas, dada la situación actual y aboga porque eso sea algo más propio de la ordenanza que de una medida excepcional.