Conoce aquí el estado de las carreteras de la provincia

Cuatro vías permanecen en nivel de servicio negro a causa de la borrasca Filomena, según la última actualización sobre el estado de las carreteras.

Nieve, temporal, carretera_opt (1)

Actualizado a las 09:45 horas

La borrasca Filomena está provocando muchas dificultades a la hora de circular por las carreteras de nuestra provincia, según la última actualización cuatro vías permanecen en nivel de servicio negro.

Este nivel de servicio hace intransitables a diferentes tramos de las carreteras. Las partes afectadas son la BU-556 del kilómetro 3 al 7,7, a la altura del Puerto de Orduña; la BU-570 del kilómetro 14 al 17,1, en Estacas de Trueba; la BU-571 del kilómetro 3 al 7,3 en Portillo de la Sía y la BU-572 a la altura de Portillo de Lunada del kilómetro 6,3 al 8.

Asimismo, otras dos carreteras burgalesas están en nivel de servicio rojo, que prohíbe la entrada a camiones y articulados y obliga a extremar la precaución. Se trata de la autovía A-1 del kilómetro 185 al 140, a la altura de la capital y la BU-572 a la altura de Portilla de Lunada del kilómetro 0 al 6,3.

Por otro lado, a las 08:55 horas, la Policía Local de Burgos hacía saber que se habían limpiado alguna calle del barrio San Pedro de la Fuente y de la antigua carretera Poza, ya se han despejado de nieve.

Por su parte, la actualización de las 09:10 horas señalaba que los accesos a la capital se encuentran en muy mal estado, especialmente para camiones articulados. Desde la Dirección General de Tráfico pide extremar la precaución a la hora de conducir por la AP-1 desde el km 1 al 9 y del 9 al 77, la autovía A-1 en el km 252 se ha producido un embolsamiento de camiones y articulados a la altura de Rubena y la carretera nacional N-1 desde el kilómetro 244 al 336,2 es decir, de Burgos a Puebla de Arganzón.

Se aconseja coger el coche lo mínimo posible durante el temporal, y si se hace, llevar el teléfono operativo, ropa de abrigo y provisiones.