Comprar en línea: la seguridad como pilar fundamental

Ordenador_tramitación-telemática

Tras pasar el período navideño, las rebajas han abierto la veda y están en pleno apogeo en estos primeros días de promociones. Según las últimas investigaciones de mercado, los españoles priorizarán el gasto online como ya se vio en los anteriores periodos de rebajas, desde la comodidad de su ordenador o mediante un teléfono móvil. Un ahorro de tiempo y esfuerzo, sin estrés y esperas en caja, tráfico en el centro, tertulias en supermercados. Solo un clic, solo un dedo. Sobre todo, una tarjeta vinculada a una cuenta de crédito es suficiente.

Pero aquí surge una duda: ¿cómo realizar pagos online de forma segura? Evidentemente el primer paso es cerciorarse de la fiabilidad de las tiendas online en las que pretendes comprar, cuidando de comprobar bien cuáles son los sistemas de seguridad instalados por la plataforma.

Esto se debe a que las estafas y el phishing (el intento de obtener información a través de métodos engañosos) son algo común cuando se trata de transacciones financieras en línea.

Aquí entonces se vuelve imprescindible elegir una tienda online fiable, por tanto, equipada con datos de identificación fiscal que permitan reconocer a la empresa. Es una buena táctica comprender la dirección física de la compañía, el número de teléfono, el correo electrónico de la secretaría o de las oficinas comerciales. También es bueno prestar atención a las certificaciones de seguridad, que aseguran el uso de sistemas basados ​​en algoritmos de encriptación. Se trata de una tecnología desarrollada sobre todo por el casino online administrado por Bwin que opera en España y ofrece a sus clientes y jugadores una seguridad total.

Otra táctica muy útil es comprobar la reputación del sitio web. ¿Como? Copiando el enlace y pegándolo en algún software como MyWot; urlvoid.com; Norton Safe Web y Webutation, plataformas que recopilan opiniones de usuarios.

Otra técnica fundamental es comprobar la seguridad de la conexión. Incluso en este caso, basta con mirar la dirección de Internet: si comienza con https, la final es una garantía de protección, ya que indica que el sitio utiliza un sistema de transmisión seguro. Por lo tanto, toda la información que se le transmite no puede ser capturada de ninguna manera por personas externas. Entonces, los expertos del sector recomiendan elegir siempre el método de transferencia bancaria para las compras online, ya que tiene la ventaja de ser rastreable y también se puede realizar de forma tradicional, sin pasar necesariamente por la red.

Finalmente, una pequeña sugerencia regulatoria: la Unión Europea ha emitido nuevas regulaciones que protegen a los consumidores que compran productos en línea. Se trata de normas relativas a la información precontractual, la prohibición de aplicar recargos injustificados, la entrega rápida. Pequeñas reglas que a veces, sin embargo, marcan la
diferencia.