Compraban coches de lujo siniestrados y cobraban el seguro para repararlos

Operación Guardia Civil Coches

La Guardia Civil ha desarticulado una organización que se dedicaba a simular accidentes con vehículos de lujo para después estafar a compañías de seguros.

La organización, incrementaba los beneficios mediante la falsificación de los documentos y la defraudación de impuestos pudiendo haber estafado más de 100.000 euros a varias compañías de seguros, y defraudado a la Hacienda Pública en torno a 500.000 euros.

Los detenidos, de Burgos y Valladolid, importaban vehículos de alta gama en siniestro total. Aprovechando que dos de los ahora detenidos trabajaban en concesionarios pucelanos, comprobaban que no constasen datos del estado del vehículo en la ficha informática y después daban de alta el seguro a todo riesgo.

Después, simulaban accidentes para que las compañías de seguros abonasen el coste de la reparación. Los vehículos eran reparados en talleres multimarca propiedad de miembros de la organización, y se trasferían al concesionario oficial ubicado en Valladolid, a través del cual se vendían a terceros de buena fe con garantía de la marca, sin que quedase constancia de la existencia del siniestro.

Bajo el nombre Imericia-Taglitoba, está operación se ha desarrollado de forma conjunta entre la Benemérita y la Agencia Tributaria, dejando 14 detenidos y 14 vehículos de alta gama incautados.

A los detenidos se les atribuye los supuestos delitos, en diferente grado de participación, de pertenencia a organización criminal, estafa agravada, falsedad documental, usurpación de identidad y blanqueo de capitales.

Igualmente, se les atribuye un supuesto delito de blanqueo de capitales ya que, el beneficio económico conseguido a través de la actividad delictiva, lo reintroducían en el circuito económico legal a través de la adquisición y venta de nuevos vehículos.