Colocan a Lacalle en el Consejo de Alcaldes

Burgos

El alcalde de Burgos, Javier Lacalle, trata de garantizarse su futuro político tras una legislatura marcada por una mala gestión y un equipo de Gobierno dividido, incapaz de sacar propuestas propias adelante y obligado al consenso con el PSOE para poder llevar a cabo algunas de las pocas intervenciones.

El Partido Popular le colocó primero en Patrimonio Nacional y ahora en el Consejo de Alcaldes, un órgano creado este verano por la nueva dirección de Pablo Casado y a través del cual Lacalle representará a 1.300 alcaldes y miles de concejales.

La primera reunión de este órgano se celebrará próximamente en Madrid y en ella el alcalde burgalés tratará de trasladar las necesidades, inquietudes y reivindicaciones de los diferentes ayuntamientos de Castilla y León, desde los más pequeños a los más grandes.

Con este nuevo nombramiento, Javier Lacalle se aleja un poco más de la Alcaldía de Burgos y se acerca más a Madrid, quizás en una maniobra del Partido Popular para alejarlo de una ciudad en la que su gestión no dejará buen recuerdo.

Con un Gobierno en minoría y un equipo fracturado, Javier Lacalle y los suyos serán recordados por una mala gestión en algunas de las principales políticas. Ejemplo de ello, lo que ha sucedido y sigue sucediendo en áreas como la de Cultura y Deportes, bajo la coordinación de Lorena de la Fuente, o los enfrentamientos públicos de su vicealcaldesa, Gema Conde, y su portavoz de Gobierno, Carolina Blasco.