Ciudades que sí se toman en serio el problema del consumo de alcohol: Aranda de Duero

Aranda de Duero ha sabido encontrar solución al, cada vez, más extendido problema de los chamizos. Mientras en el Ayuntamiento de Burgos se miran los unos a los otros diciendo que no se puede hacer nada, vemos como otros municipios sí son capaces de encontrar respuestas mirando la legislación vigente.

En Aranda de Duero lo tienen claro, los chamizos deben tener en regla su licencia ambiental. Con motivo de las fiestas del municipio, la Policía Local está realizando varias inspecciones para acotar el problema que supone la proliferación de este tipo de pisos y locales que se alquilan con la finalidad de desarrollar una actividad muy concreta. De igual modo, desde el Ayuntamiento de Aranda, hacen especial hincapié en la responsabilidad de los propietarios de los inmuebles, ya que para poder alquilarlos, además de la correspondiente licencia, deben cumplir con todas las medidas higienicosanitarias, de ruido y de seguridad.

Aranda tiene experiencia en los problemas de seguridad derivados de las actividades que se desarrollan en los chamizos, por lo que desde, al menos, cuatro años años, está estudiando fórmulas para regular la actividad y evitar el descontrol absoluto.