ARCHIVADO EN

Cinco consejos para asegurar un buen regreso a clase

colegio

El nuevo ciclo escolar acaba de empezar y, después de las vacaciones, regresar a la rutina resulta todo un reto para los padres y madres de familia que buscan que sus hijos e hijas empiecen las clases con mucha energía y salud.

Una de las enfermedades más frecuentes en los más pequeños es el resfriado, que puede ser causado por más de 200 virus diferentes, siendo el rinovirus el más común. Algunas recomendaciones para cuidar su sistema inmunitario y asegurar un regreso sin enfermedades son:

Seguir una dieta equilibrada. Una alimentación saludable y variada es vital para reforzar el sistema inmune de pequeños y adolescentes. De acuerdo con su edad y proceso de crecimiento, hay que ofrecerles todos los nutrientes necesarios que garanticen su equilibrio interno. Por ejemplo, alimentos con Vitamina A, que reduce el impacto de infecciones; Vitamina C, que regula la respuesta inmunitaria o Vitamina D, el cual favorece la salud de los huesos.

Añadir probióticos a su dieta. Los probióticos son microorganismos vivos que, consumidos en cantidades adecuadas, proporcionan beneficios a la salud por equilibrar la flora intestinal. En el desayuno, se puede incorporar yogurt natural o queso crudo, que mejoran el proceso intestinal y producen nutrientes valiosos para el sistema inmunitario de los más pequeños de la casa.

Asegurar una adecuada rutina de sueño. Dormir lo suficiente es esencial para mantener una buena salud física y mental, especialmente para los más pequeños, ya que la falta de este puede provocar irritabilidad, debilidad o dificultad para concentrarse. Necesitan entre 10 a 12 horas de sueño diario ininterrumpido. Además, hay que evitar que presenten cuadros de estrés, ya que esa situación puede también debilitar las defensas de su cuerpo.

Evitar cambios bruscos de temperatura. En la escuela es muy frecuente que contraigan posibles resfriados y, si bien no se puede evitar, sí se pueden minimizar las probabilidades. Hay que procurar vestirlos con prendas delgadas de algodón y abrigarlo de forma gradual, conforme cambie el clima. Asegura además una adecuada ventilación de la casa, ya que el aire renovado evita la concentración de virus en el ambiente.

Utilizar suplementos que fortalezcan el sistema inmunitario. Otra forma de ayudar a su sistema inmune es utilizar complementos alimenticios que cuenten con vitaminas que nos ayuden a protegerlo.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS