Cientos de fieles acompañan a Santa María La Mayor por las calles de la ciudad

Virgen catedral

A pesar del intenso calor y de que Burgos parecía estar vacío estos días, cientos de fieles salieron este sábado a la calle para acompañar a Santa María La Mayor en una procesión que recorrió las calles cercanas a la catedral.

Desde hace unos años, la víspera de la solemnidad de la Asunción de la Virgen al Cielo, la imagen de la patrona de la ciudad y de la diócesis procesiona entre los cantos de las Avemarías de los fieles, que rezan el Rosario. Es el punto álgido de una novena que comenzaba el domingo 7 de agosto y que concluyó ayer lunes con una solemne eucaristía presidida por el arzobispo, don Fidel Herráez, a las 12:00h en la catedral.

Bajo el lema «Míranos con tus ojos misericordiosos», los sacerdotes del arciprestazgo de Amaya eran los encargados este año de presidir las celebraciones que se sucedieron desde hace una semana acompañados de numerosos fieles que se desplazaron hasta la catedral desde sus pueblos.

Coincidiendo con el misterio de la Asunción de la Virgen al Cielo, el primer templo de la diócesis conmemora el título que el rey Alfonso X, el Sabio puso como blasón de la catedral en el año 1260: «Es esta la iglesia dedicada a Santa María, la mayor de Castilla». La imagen venerada que recibe este título arranca del siglo XV y, desde 1596, ocupa el espacio central del retablo mayor, justo debajo de la escultura de la Asunción de la Virgen, de Juan de Anchieta (1578). La imagen se venera también de modo especial por los burgaleses durante las fiestas mayores de la ciudad con una tradicional ofrenda de flores.

OTRAS NOTICIAS