CGT, en contra de la supresión del Ciclo de Dorado, Plateado y Policromía

exteriores edificio sindicatos

La Sección Sindical de Enseñanza de la Confederación General del Trabajo (CGT) rechaza la decisión de la Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León de no implantar el próximo curso el Ciclo de Grado Superior de Dorado, Plateado y Policromía, tal como hemos conocido en estas fechas por ser la matrícula inferior a lo que la Administración considera necesario.

Esta decisión que ya conocían los sindicatos en una reunión con la Dirección Provincial de Educación a principios de curso, fue rechazada entonces por la CGT.

En esa reunión se pedía la permanencia de este ciclo, permitiendo cierta flexibilidad para que se siguiera impartiendo al próximo curso, al ser un ciclo muy específico y especializado. No se comprende que en este tipo de Formación Profesional y sobre todo siendo ciclos de grado superior, tenga que tener un número mínimo de alumnado matriculado similar a otros ciclos que son más conocidos a nivel popular.

El rechazo se fundamenta en cuestiones como el grado de obtención de empleo tras su estudio que está siendo del 100%, de generación de riqueza económica a la provincia y a Castilla y León, así como de ser fundamental para la conservación de la enorme riqueza escultórica y patrimonial que tienen nuestra provincia y comunidad autónoma.

No sería una justificación para dejar de impartirse, añaden desde CGT, el que el ciclo pueda ser caro, cuando queda suficientemente compensado con lo expuesto anteriormente.

No se puede sustituir en la oferta educativa, buscando más matrícula, un ciclo fundamental para la preservación de una gran parte de nuestra riqueza artístico-cultural-patrimonial, con otro ciclo sobre ilustración que es igual de necesario y si acaso complementario al que se quiere quitar. Queremos recordar que la Escuela de Artes no se llama gratuitamente de manera oficial Escuela de Artes y Superior de Diseño y de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Burgos. Es obvio que esa denominación hace referencia a el ciclo que se quiere quitar y al que se quiere poner.

Nuestros gobiernos central y autonómico dicen defender el patrimonio artístico, dicen que es fundamental por atraer turismo de calidad, y en consecuencia para aumentar el valor añadido de nuestra economía. Además de que el personal formado en este ciclo está desarrollando una actividad creativa de notable valor artístico a parte de la propia actividad restauradora.

La restauración de las obras pictóricas, escultóricas y retablos de nuestra comunidad, necesitan de estos especialistas, para no dejarla en manos de beatas o albañiles reformistas de la construcción bienintencionados.

Además, muchas localidades, necesitan restaurar imágenes y retablos, por ser una parte arraigada de su historia y tradiciones. A lo que hay que unir todas aquellas obras hechas que responden a cuestiones exclusivamente artísticas, sin tener significados especiales para la colectividad de las personas.

Todo esto ya ha sido expuesto por especialistas que defienden la permanencia de este ciclo, como Antonio García Ibeas, director del Museo del Retablo que ha tenido alumnos de esta especialidad, y Óscar García de la empresa “Fénix Restauración”.

La gravedad de esta decisión es que no sólo se pierde un ciclo, se pierde el aprendizaje de la técnica del dorado y policromía castellana que únicamente se enseñaba en Burgos. Eso supone perder un bagaje cultural concreto, es otro oficio que se pierde, que ha existido durante 600 años, porque es distinta respecto de la técnica de la escuela andaluza que se enseña en Sevilla. Lo que se estudia en Burgos es la técnica que hay en el 98% de nuestros retablos y pone en peligro la fidelidad en su restauración.

Todas estas razones hacen que CGT exija a la Consejería de Educación que mantenga el ciclo de grado superior de Dorado; Plateado y Policromía

loading...