ARCHIVADO EN

César Rico pide prudencia para ver cómo se desarrolla todo lo relativo a Garoña

GAROÑA

El presidente de la Diputación de Burgos, César Rico, ha pedido este viernes prudencia en todo lo relativo a la central nuclear de Santa María de Garoña, después de que el Gobierno central anunciase su cierre definitivo.Rico ha insistido en que una de las cuestiones que hay que analizar ahora en torno a esta cuestión es quién pondrá el dinero que dejarán de percibir los ayuntamientos de la zona del Plan de Emergencia Nuclear de Burgos (Penbur) si es tan necesario para los ayuntamientos.Y es que esta es una cuestión clave para el presidente de la Diputación, quien ha recordado que, al margen de las grandes cantidades de dinero que dejará de percibir el ayuntamiento en el que se abona el Impuesto de Actividades Económicas de la central, el resto de los consistorios también percibían cantidades con las que elaboraban sus presupuestos y gestionaban su día a día.

Rico ha hecho alusión al expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero para advertir, por otro lado, que las promesas que él realizó tras anunciar el cierre de la planta, como el desdoblamiento de la Nacional 1 o la creación de un Parador Nacional en la zona, cayeron en saco roto, por lo que ha dicho que ahora hay que esperar a ver qué sucede con toda esta cuestión.

Mención aparte merecen para César Rico los mil puestos de trabajo de la central, unos puestos de calidad, según ha remarcado, que ahora serán muy difíciles de recuperar.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS