Cerca de una treintena de bares piden dejar sus terrazas sobre la calzada

Fotografía enviada por los espectadores de Repaso a Burgos
Fotografía enviada por los espectadores de Repaso a Burgos

El área de Licencias del Ayuntamiento de Burgos ha recibido, hasta finales del pasado mes de marzo, cerca de una treintena de solicitudes para colocar, o mejor dicho mantener, sus terrazas sobre la calzada.

La cifra de terrazas que se colocaron en calzada durante la pandemia supera las 120 en toda la ciudad. Sin embargo, desde la entrada en vigor de la nueva ordenanza, en mayo del pasado año, tan solo una de cada cuatro ha elegido quedarse ahí.

Pese a que 3 de cada 4 no parecen interesadas en seguir, el área que dirige el abogado Ignacio Peña ha optado por dejarlas funcionar, de momento, sin un horizonte claro. Y es que, la fecha de retirada queda al arbitrio del concejal, pudiendo ser ahora, cuando pase el plazo para registrar nuevas solicitudes, cuando se resuelvan todas las solicitudes, el día del cumpleaños del concejal o cuando él quiera. La ordenanza, desde luego, no indica en ningún lugar que dicha fecha sea la que a cada cual le parezca, sin embargo, sí señala que las terrazas deben de contar con autorización espresa para su colocación.

Cabe recordar que, en el caso de las terrazas sobre la calzada, la ordenanza regula que, con carácter general, éstas solo se autorizarán en la llamada «época estacional», es decir, entre el 15 de mayo y el 15 de septiembre. Quiere esto decir que, con independencia de que sean 30 o 120 las que hayan solicitado autorización, todas están fuera del plazo y, en el mejor de los casos, el Ayuntamiento debería haber requerido la retirada de todas, al menos, hasta el 15 de mayo.

Es verdad que la propia ordenanza habilita la posibilidad extraordinaria de que alguna terraza pueda colocarse de forma permanente en calzada. Pero para darse esta situación, es preceptivo contar con otra serie de informes encargados a áreas como tráfico o movilidad.

Con todo, a medida que avanzan los meses, se sigue observando la desidia del concejal de Licencias por poner orden y, sobre todo, hacer cumplir su propia normativa.

OTRAS NOTICIAS