Cerca de 80 sanitarios se concentran en el HUBU para exigir igualdad en todas las categorías del Sacyl

Cerca de 80 trabajadores pertenecientes al personal sanitario del Sacyl se han concentrado en la entrada del Hospital Universitario de Burgos para exigir igualdad en todas sus categorías.

Representantes de los sindicatos CSIF, CCOO y UGT demanda a la Administración que haya equidad en las distintas clases de trabajadores que conforman el Sacyl, donde concretamente denuncian el agravio comparativo en el reconocimiento del derecho a cobrar por la jornada realizada los sábados con el mismo precio que la de un domingo o festivo.

Estos sindicatos consideran «una discriminación» la existente entre estas categorías, donde se evidencian claramente dos bloques bien diferenciados. Por un lado, se encuentran los que, según los sindicatos, reciben «un trato preferencial». Aquí están los enfermeros, los enfermeros especialistas y los Técnicos en Cuidados Auxiliares de Enfermería (TCAES), que perciben retribución económica por desempeñar su trabajo los sábados.

En el otro lado de la balanza, se encuentra un amplio espectro de profesionales del ámbito sanitario, como los oficiales de mantenimiento, los operarios de oficios y de servicio, el personal de la cocina, los técnicos sanitarios de diversas especialidades como radiología, los celadores y los administrativos o auxiliares administrativos. Hasta el momento, todos ellos no cobran por realizar su trabajo los sábado, a pesar de su igual dedicación en la prestación de servicios para el sistema de salud de Castilla y León.

Esta situación está generando un clima de descontento y desmotivación en estos trabajadores de la salud, donde indican que de esta manera solo están buscando la confrontación entre las distintas categorías. Son varios meses los que llevan concentrándose en el HUBU y, según señalan, seguirán haciéndolo todos los viernes a las 11:00 horas hasta que sus peticiones sean escuchadas. El responsable de Sanidad de CSIF, Rubén Merino, sostiene que las concentraciones previas no han servido para remediar la situación.

Este trato también es diferencial, por ejemplo, en las residencias de ancianos de Cortes y Fuentes Blancas que, al pertenecer a la Consejería de Familia de la Junta de Castilla y León, todo su personal sí cobra por trabajar los sábados. Y es que el Sacyl, en su conjunto, está bajo el paraguas de la Conserjería de Sanidad, por lo que las posibles soluciones deben provenir de este organismo.

Cabe recordar que la propuesta de incremento de la Administración para los enfermeros en turno rotatorio oscila entre los 13 y los 19 euros, mientras que los sindicatos plantean que todas las categorías cobren entre 43 y 63 euros por jornada trabajada en sábado, domingo o festivo.

OTRAS NOTICIAS