CB. Tizona pisa el acelerador, al principio y al final, para ganar con solvencia (91-70) el primer partido del Playoff al Cocinas.com.

Autocid-Logroño_p

EL Plantío : 1800 espectadores, faltó gente de la habitual, por la Semana Santa o el desencantado poso del frustrado ascenso a ACB.

Parciales

 

32-15; 16-19; 22-16; 21-20;

 

Anotación

 

91Autocid Ford Burgos: Pep Ortega (19), Albert Sàbat (5), Romà Bas (0), Juan Aguilar (6), Antonio Peña (13), Anton Maresch (6), Jeff Xavier (11), Taylor Coppenrath (17), Sergio Olmos (8), Mareks Mejeris (6), José M. Bartolomé (0).

 

70 – Cocinas.com: Ben Conguista (2), Joan Tomas (9), Alberto Ruíz de Galarreta (12), Laszlo Dobos (14), Alfredo Ott (6), Mikel Uriz (2), Zimmy Nwogbo (8), Alex Hall (9), Dani Martí (5), Ante Gospic (3).

 

La valoración de cada equipo deja claro quien dominó el partido (114-62). Pep Ortega fue capital, una noche más, con 19 puntos y 12 rebotes.

Gran partido de Autocid en la primera serie. Los burgaleses salieron arrollando a Cocinas.com desde el primer minuto. Esa ventaja inicial sirvió a Autocid para poder manejar el partido a su ritmo. A pesar de la claridad del marcador, los riojanos apretaron en el segundo cuarto y llegaron a amenazar el dominio local (51-46). Ya en el ecuador del tercer cuarto Autocid salió de su crisis y volvió a marcar las diferencias. La ventaja volvió a crecer hasta los veinte puntos al final del tercer cuarto y el partido quedó, prácticamente, visto para sentencia.

El partido.

Andreu repitió su cinco de los últimos cuatro encuentros, a excepción de Andorra. El cinco formado por: Albert Sàbat, Anton Maresch, Antonio Peña, Pep Ortega y Sergio Olmos arrancó con seguridad y, sobretodo, con mucha velocidad en ataque. Las diferencias se marcaron pronto y Jesús Sala no dudó en pedir tiempo muerto (11-4). Lo único que sujetaba a Cocinas.com era su gran acierto exterior, amenaza que ya destacó Andreu Casadevall en la previa (15-10). Autocid anotaba casi todo lo que tiraba. Era evidente la superioridad azulona y Jesús Sala no vio otra salida que cambiar a prácticamente todo su quinteto (24-10). El partido parecía que podía romperse por minutos. Autocid supo cerrar un primer cuarto casi perfecto con contundencia, 32-15.

Autocid salió a ahogar al rival con una asfixiante presión en toda la pista y con un quinteto totalmente renovado y fresco. Pero entonces una serie de errores defensivos mermaron totalmente la anotación azulona y Andreu reaccionó pidiendo tiempo muerto tras el parcial de 5-8 (37-23). La reacción tardaba en llegar y los riojanos seguían haciendo su camino hacia la remontada (40-31). Estaban siendo minutos difíciles para Autocid que luchaba por no seguir perdiendo ventaja. La anotación había resultado ser un bien poco común y el final del segundo cuarto no dejó muy tocado a los azulones, a pesar de que no tuvieron su mejor cuarto (48-34).

En el comienzo del tercer cuarto se vivió el momento más crítico para los azulones. No acertaban con el ataque, a pesar de ser el mismo quinteto que había arrollado en el primer cuarto. Andreu tuvo que parar el partido, tras el parcial de 0-7. Tras muchos minutos apáticos en ataque, el baloncesto burgalés volvió a aparecer (60-48). El triple de Jeff Xavier significó volver al feeling del inicio. El partido volvía a ponerse muy de cara para Autocid. El final del tercer cuarto sonó con un claro 70-50 que dejaba medio partido ganado.

Mucho tenían que cambiar las cosas en El Plantío para que peligrase la victoria de Autocid. Andreu aprovechó la ventaja para dosificar los minutos de los jugadores más cargados y la grada tiró de cánticos, para celebrar la casi victoria. Los minutos finales sirvieron para que José Manuel Bartolomé disfrutase de un par de minutos. El marcador final reflejó el dominio que mantuvo Autocid durante gran parte del partido (91-70).