Castilla y León a la cabeza de España con la atención a mayores

Personas Mayores Paseando

Castilla y León sigue a la cabeza como líder en cuanto al número y la cobertura de plazas de atención residencial, así como en la financiación pública de estas plazas. Según el último informe de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales, la región refuerza eficazmente el sistema de cuidado de personas mayores y en situación de dependencia, un compromiso respaldado por la Junta.

Una vez más, la Comunidad está en la primera posición entre todas las comunidades autónomas. Mientras a nivel nacional hay un déficit de 88.814 plazas para alcanzar la ratio de cinco por cada 100 personas mayores, en Castilla y León hay un excedente de 17.234 plazas, y el porcentaje de plazas para mayores de 65 años en centros residenciales se sitúa en el 7,73%, cinco puntos por encima de la media nacional. Este excedente en el sistema de cuidados sigue una tendencia de años anteriores, según el informe publicado en 2022. En la actualidad, la Comunidad cuenta con 48.791 plazas de atención residencial.

El informe, que abarca datos hasta principios de 2023, también revela el nivel de financiación pública de las plazas de atención residencial en cada comunidad autónoma. En este sentido, Castilla y León lidera con un 80%, es decir, cuatro de cada cinco personas mayores que residen en estos centros cuentan con recursos provenientes de la Administración para sufragar la residencia. A nivel nacional, este porcentaje alcanza el 67.9%, lo que sitúa a la Comunidad 12 puntos por encima de la media. Además, en comparación con el informe anterior, las plazas con financiación pública han aumentado un 5%.

La Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales destaca la necesidad de crear hasta 30.000 plazas para atender a personas en situación de dependencia severa o grandes dependientes. En el caso de Castilla y León, la tasa de cobertura de todas las prestaciones en este ámbito, incluyendo las plazas residenciales vinculadas financiadas públicamente por la Junta, es casi del 100%..

El informe señala un cambio de modelo de atención propuesto por el Ministerio de Derechos Sociales en 2023, que busca fomentar el cuidado de personas mayores y dependientes en sus hogares y humanizar el sistema de asistencia en residencias.

Desde 2021, y durante los próximos cuatro años, la Junta está invertido más de 110 millones de euros para que las residencias autonómicas adopten este modelo, donde los usuarios viven en espacios equiparables a sus propios hogares. Además, se ha lanzado una subvención de 15 millones de euros para que los centros públicos y privados se adapten a este nuevo modelo.

En consonancia con estos esfuerzos, la Ley Reguladora del Modelo de Atención en los Centros de Carácter Residencial y Centros de Día de Servicios Sociales para Cuidados de Larga Duración en Castilla y León, actualmente en proceso de tramitación, contempla la adaptación de todas las instalaciones orientadas al cuidado de personas mayores al modelo de unidades de convivencia. Esto refleja la continuidad de la senda marcada en la última década y establece uno de los pilares del sistema de atención centrado en la persona.

OTRAS NOTICIAS