ARCHIVADO EN

Castilla y León en alerta por fuertes nevadas

Protección Civil ha declarado alerta ante el riesgo de nevadas en toda la Comunidad desde las 12:00 horas de este viernes

quintanieves

La borrasca Filomena comenzará en las próximas horas a afectar al sureste de Castilla y León, dando lugar a nevadas que pueden ser localmente fuertes y persistentes, dichas precipitaciones irán extendiéndose al resto de la Comunidad, a lo largo del sábado 9, y el domingo 10, se esperan precipitaciones fuertes en forma de nieve en cualquier cota de la Comunidad, acompañadas de rachas fuertes de vientos y posibilidad de ventiscas.

En relación a la provincia de Burgos las predicciones apuntan a que las nevadas llegarán a la Ribera del Duero y a la Demanda en las últimas horas de la tarde de este viernes, la ciudad de Burgos no verá la nieve hasta la mañana de este sábado, las precipitaciones llegarán acompañadas de fuertes rachas de viento. El domingo irán disminuyendo progresivamente las nevadas, aunque el intenso frío estará presente toda la próxima semana.

También continúa vigente también la alerta declarada el pasado martes 5 de enero por la previsión de temperaturas mínimas con valores significativamente bajos, que seguirán entre los cuatro y los ocho grados bajo cero en las capitales de provincia, siendo aún inferiores en los sistemas montañosos y zonas próximas, donde se podrán superar los diez grados bajo cero.

Ante estas adversas condiciones climatológicas se recomienda evitar los desplazamientos por carretera en las próximas horas, y en caso de tener que hacerlo, se aconseja consultar previamente el estado de las carreteras, bien en los portales de la Dirección General de Tráfico, de la Junta de Castilla y León o en el teléfono de información 011. Entre las recomendaciones en caso de tener que circular, se encuentran: circular con el depósito al completo, con cadenas o neumáticos de invierno y no olvidar un teléfono móvil con la batería completamente cargada, ropa de abrigo y algo de comida y bebida.

Igualmente se desaconseja la práctica de actividades al aire libre por el peligro de que se pueda sufrir algún accidente o de quedarse aislado o desorientado en zonas de difícil acceso.

Además, se recomienda extremar la precaución con los sistemas de calefacción de las viviendas, en especial aquellos alimentados mediante combustible vegetal, para prevenir la intoxicación por monóxido de carbono.

Ante cualquier emergencia, llame al 1-1-2.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS