ARCHIVADO EN

Carriedo relaciona el aumento de la siniestralidad laboral a una mayor empleabilidad

carlos-fernandez-carriedo-consejero-de-empleo

El consejero de Empleo ha inaugurado hoy en Burgos la jornada técnica ‘Envejecimiento de la Población Trabajadora, un nuevo reto para la Prevención de Riesgos Laborales’ dentro del contexto de la celebración de la Semana Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo.

En este marco, el consejero de Empleo ha vinculado el incremento de la siniestralidad laboral que se ha registrado a lo largo de este año a la recuperación económica y la generación de nuevos puestos de empleo.

Fernández Carriedo ha explicado que la Unión Europea mantiene que en 2030 los trabajadores de edades comprendidas entre los 55 y los 64 años supondrán el 30 % de la población activa en la mayor parte de los países europeos. Esta situación conllevará un mayor esfuerzo en las condiciones de seguridad laboral.

La población ocupada con 55 años o más en Castilla y León ascendía a 181.510 personas a finales de 2015, según datos de la Encuesta de Población Activa, lo que supone el 19,23 % del total de la población ocupada.

Los trabajadores de edad avanzada presentan ventajas en la prevención de los riesgos debido, entre otros motivos, a su mayor capacidad en la toma de decisiones y su experiencia y menos impulsividad. Por el contrario, esta población laboral de mayor edad presenta algunos riesgos derivados de sus condiciones físicas y psíquicas, así como su menor capacidad de adaptación a las nuevas tecnologías. Por tanto, los trabajadores de más edad tienen proporcionalmente menos accidentes laborales, aunque las consecuencias de los que se producen suelen revertir mayor gravedad por sus condiciones de recuperación más prolongadas. Por ello, una de las medidas que se han de desarrollar en la prevención de riesgos laborales en la población de mayor edad en situación laboral activa es la adaptación de los puestos de trabajo.Las actividades organizadas por la Junta de Castilla y León incluirán más de veinte propuestas que se desarrollarán en todas las provincias de la Comunidad a través de encuentros profesionales y actividades en centros escolares. El objetivo es la concienciación de todos los agentes que participan en el ámbito laboral, tanto trabajadores del futuro como profesionales, de la importancia del factor ‘edad’ en la gestión de los riesgos laborales y su prevención, y contribuir así a conseguir los objetivos que la Agencia Europea se marca con la actual campaña de trabajo saludable: promover el trabajo sostenible y el envejecimiento saludable; evitar los problemas de salud durante toda la vida laboral; facilitar vías para que los trabajadores gestionen la seguridad y salud ocupacional a lo largo del tiempo hasta el envejecimiento y, por último, el intercambio de información y prácticas adecuadas.

Por ello, las distintas actividades organizadas se van a centrar en la concienciación desde las etapas escolares en la prevención de los riesgos en el trabajo y en la salud laboral como un factor imprescindible de cara a una evolución sostenible de las condiciones de trabajo, puesto que todos los trabajadores llegarán a edades avanzadas desarrollando su actividad laboral.

ARCHIVADO EN
OTRAS NOTICIAS