Carpintero asegura que no se va a perder la convocatoria del Plan de Empleo

Blanca Carpintero y Estrella Paredes_opt

La concejal de Personal, Blanca Carpintero, ha salido al paso este martes de las declaraciones realizadas ayer por la concejal del Grupo Municipal Popular, Carolina Blasco, que criticaba la «inacción del equipo de Gobierno» en esta materia, al no haber favorecido la contratación de al menos un centenar de trabajadores con el Plan de Empleo de 2020.

Carpintero ha querido mandar un mensaje de tranquilidad, y ha insistido en que el Consistorio burgalés «no va a dejar pasar esta convocatoria», financiada por la Junta, y que con un presupuesto de 600.000 euros, permitirá la contratación de al menos 60 trabajadores, a jornada completa y durante medio año.

Hasta el momento la Junta ha abierto la convocatoria del Preplan, con la que el Ayuntamiento de Burgos suele contratar a personal administrativo, capataces y oficiales, a través del Servicio de Empleo de Castilla y León (Ecyl). Esta convocatoria tiene como fecha límite el 31 de julio para formalizar los contratos.

Sin embargo, en circunstancias normales la Junta también saca otra línea de financiación, el Excyl, para la contratación de los trabajadores que suelen conformar las cuadrillas dirigidas por los capataces y oficiales que se contratan con la convocatoria del Preplan. Sin embargo este año la Junta ha retrasado la convocatoria del Excyl, y todavía no se pueden realizar estas contrataciones.

Este es el principal motivo que ha llevado al equipo de Gobierno a ralentizar el proceso de contratación de estos trabajadores y a solicitar una ampliación del plazo para realizar estas contrataciones durante un mes más, a la espera que de la Junta saque por fin esta convocatoria, que permita conforman las cuadrillas al completo.

Carpintero también ha señalado que la situación provocada por la pandemia, ha dificultado el proceso de selección. En este sentido ha dicho que estos procesos no son únicamente responsabilidad municipal, porque la preselección de los candidatos la realiza el Ecyl, en función de las necesidades de cada área del Ayuntamiento. Así el Ecyl selecciona a tres candidatos, que realizan un último proceso de selección en el propio Ayuntamiento.

Este año el Consistorio burgalés pretende contratar a 61 trabajadores, y de ellos la mitad, 31 personas, realizarán labores de auxiliar administrativo. Carpintero ha avanzado que la preselección de estas personas ya se está realizando, si bien todavía no se han formalizado los contratos.

El resto de los contratos sería de capataces y oficiales vinculados a al personal que se contrataría con la convocatoria del Excyl. Por eso, a falta de que saber o no si la Junta amplia el plazo para su contratación, estos contratos no pueden formalizarse. En el peor de los casos, ha señalado Carpintero, se reajustaría los perfiles en virtud de otras convocatorias de empleo, para contratar a todos los trabajadores.

Carpintero también ha avanzado que el área de Vías Públicas está desarrollando un proyecto en colaboración con FAE, para acondicionar los polígonos de la ciudad. Así se procederá a la contratación de personal adicional para realizar estas obras, con la partida de 500.000 euros destinada a este fin, y acordada por todos los grupos dentro de las medidas urgentes a causa de la pandemia.

loading...