Cáritas y Diputación renuevan su compromiso en la provincia

La Diputación de Burgos y Cáritas Diocesanas han renovado este lunes el convenio de colaboración que une a ambas entidades en beneficio de las personas más vulnerables de la provincia. Así el presidente de la Institución, César Rico, y su homólogo en Cáritas, Jorge Simón, han vuelto a sellar este compromiso, que aumenta en 6.000 euros su cuantía este año, hasta llegar los 32.000 euros.

El objetivo de este convenio es el desarrollo de actuaciones de carácter social, en colaboración con los CEAS de la provincia, para ofrecer apoyo a las personas con dificultados de urgente necesidad en el ámbito rural. De este modo se destina parte de la cuantía a los anticipos de las ayudas de urgente necesidad, que en muchas ocasiones se retrasa por los trámites burocráticos.

Así Cáritas se compromete a abonar en concepto de anticipo el 100% de las ayudas a personas en situación de vulnerabilidad económica y social. Además, este convenio incluye la impartición de talleres de formación ocupacional con colectivos en situación o en riesgo de exclusión social, en materias como presupuesto familiar, endeudamiento saludable, o ahorro energético.

Esta colaboración también apoya el impulso de los centros rurales de menores de Villarcayo y Lerma, donde se ayuda a jóvenes que están atravesando situaciones extremas, para que puedan recuperar una vida ordenada. Así la Diputación aporta 6.000 euros para cada centro, con el objetivo de mejorar las labores de prevención y orientación a menores.

Finalmente otra buena parte de la cuantía del convenio se dirige al abono de servicios funerarios, concediendo ayudas en este sentido por valor de 800 euros, a familias que carezcan de recursos económicos suficientes para hacer frente a esta inversión.

Jorge Simón ha celebrado el incremento de la aportación por parte de la Diputación de Burgos, y ha advertido de que se mantiene una situación cronificada del número de familias en situación de vulnerabilidad económica y social en la provincia. Así ha insistido en que el último informe FOESSA sobre le estudio de la exclusión en Castilla y León advierte de que un 8,5% de la población de la Comunidad vive una situación de exclusión severa, es decir que superan los límites de pobreza.

En lo que llevamos de año, hasta el mes de septiembre, Cáritas ha atendido a 1.527 personas y a 878 familias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here