Cáritas pierde más de un centenar de voluntarios en un año

Cáritas Fermin González López David Alonso Llamas María González Camarero

Cáritas Burgos ha perdido más de un centenar de voluntarios entre 2019 y 2020, según ha señalado la entidad eclesiástica, que se ha visto obligada a poner en marcha una campaña de captación de nuevos colaboradores ante esta circunstancia.

En 2019, Cáritas contaba en Burgos con algo más de 750 voluntarios en sus diferentes programas y solo un año después este número se redujo a poco más de 600. Una merma achacada fundamentalmente a las restricciones sanitarias impuestas por la declaración de la pandemia de coronaviurs.

Con el retorno a la normalidad han sido muchos los que se han reincorporado pero otros no han podido hacerlo por encontrarse en el grupo de edad más vulnerable o por tener que cuidar de sus familiares u otras obligaciones. Por ello, la entidad busca colaboradores que refuercen su presencia en los programas de empleo, infancia, administración, personas sin hogar y en las acogidas parroquiales.

La campaña se difundirá esencialmente a través de redes sociales e irá dirigida a una población mayor de 16 años, con una disponibilidad de al menos dos horas semanales y con capacidad de mantener una actitud de compromiso y aprendizaje durante el voluntariado.

Cáritas deja claro que no se requieren unas habilidades o conocimientos específicos. La entidad se encarga de formar a los nuevos voluntarios, y también de buscar la tarea más adecuada en la que puedan colaborar, según sus intereses y capacidades.